¿Qué factores dañan la vagina y qué hacer para cuidarla?

Las mujeres descuidamos la salud vaginal, especialmente en la juventud, porque desconocemos o tenemos poca información de los factores que pueden dañarla, pero no las culpo, hasta hace poco es algo que me preocupe, es decir nadie piensa que la vagina se le puede dañar, lo que si es cierto es que el descuido de la salud vaginal acarrea afectaciones a futuro, tanto en la fertilidad, el deseo sexual e incluso estas en la capacidad para lograr el orgasmo; pero eso no es todo, estas afectaciones no solo pueden ser a nivel sexual, sino que también en otras áreas de la vida, pues causan problemas de ansiedad, estrés, problemas en la relación de pareja, la autoestima e incluso la integridad.

Lo que haré a continuación, es proponer una lista de factores que afectan la salud vaginal y terminan por dañarla, si no sabemos controlarlas; pero no solo les daré información de los factores que dañan nuestra vagina, sino que también recopilare información de que podemos hacer para mantener una buena salud vaginal.

Factores que dañan nuestra vagina:

El primero y más importante el sexo sin protección, pues podemos contraer una infección de transmisión sexual; la mayoría de las enfermedades sexuales deforman la vagina, ensanchando los labios vaginales, dejando cicatrices e incluso ensanchándola o deteriorando la sensibilidad.

El segundo factor es el sexo agresivo, a pesar que a todas nos encanta y es casi que necesario para llegar al orgasmo, en ocasiones, solo si se nos pasa la mano, el sexo agresivo puede ocasionar traumatismo vaginal.

El tercer factor lo componen varias variables, o mejor, ciertas condiciones de salud, como la diabetes y síndrome de Sjogren (una enfermedad autoinmune), pues estas causan sequedad vaginal, todas sabemos que la lubricación es esencial para nuestra parte íntima, la resequedad vaginal puede ocasionar sangrado, dolor en el sexo e innumerables inconformidades sexuales.

El cuarto factor encierra ciertos medicamentos y productos de higiene femenina, el uso prolongado de antibióticos aumenta el riesgo de una infección vaginal por levaduras, así como también ciertos antihistamínicos causan resequedad vaginal.

El quinto factos hace referencia al control de natalidad, pues algunos espermicidas y anillos vaginales pueden generar irritación vaginal, bastante molesta si no se controla a tiempo.

El sexto factor hace referencia al embarazo y el parto; estar en embarazo, implica dejar de menstruar en algunas ocasiones, hasta después que nazca el bebé y por lo que es normal que durante el embarazo, aumente la secreción vaginal, en algunos casos, causando mal olor, además, si hablamos del parto, los desgarres vaginales son relativamente comunes.

El séptimo factor es el parto vaginal, pues este puede disminuir el tono muscular en la vagina.

El octavo factos implica los problemas psicológicos; la ansiedad y depresión pueden contribuir a un bajo nivel de excitación, lo que detona molestia o dolor durante la penetración sexual. Además, el trauma por abuso sexual o una primera experiencia sexual dolorosa puede conducir a una interpretación irreal del sexo, produciendo incluso fobias y en algunos casos, dolor psicológico en la masturbación.

El noveno factor es envejecer, pues a dolor sentimental de muchas, la vagina con la edad pierde elasticidad, especialmente después de la menopausia.

El décimo factor son los niveles hormonales, recuerden que la producción de estrógeno disminuye después de la menopausia, después del parto y durante la lactancia, esta pérdida puede causar revestimiento vaginal delgado lo que se conoce comúnmente como atrofia vaginal, causando sexo doloroso.

Recomendaciones para cuidar la vagina:

  • Procura tener una vida sexual responsable, para ello usa condones, así tu relación sea monógama.

  • Vacúnate para protegerte del virus de papiloma humano (VPH), la hepatitis A y B.

  • Mantén buena higiene vaginal, para ello no uses duchas vaginales ni jabones perfumados, tampoco aerosoles femeninos o tampones perfumados, y si usas juguetes sexuales, límpialos antes y después de usarlos, con los productos especializados.

  • Ejercita diariamente tu vagina, una buena opción son los ejercicios Kegel.

  • Limita la cantidad de alcohol, cigarrillo y drogas que se puedan llegar a consumir, pues son precursoras de la disfunción sexual, inhibiendo la excitación y el sentido común para tomar precaución ante riegos sexuales.

  • Lee sobre tus medicamentos, su correcto uso es esencial para mantener una salud vaginal sana y también revisa los efectos secundarios vaginales.

Información tomada de:

  • http://peru.com/
  • http://salud180.com/

 

Recuerden seguirme en mis redes sociales:

Facebook: www.facebook.com/lincyacosta92

Twitter: www.twitter.com/LincyAcosta

Instagram: www.instagram.com/lincyacosta

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply