Mi percepción del sexo / Anónimo.

Texto escrito por Anónimo.

Mantuve una relación de aproximadamente 6 años, todo iba bien con esa persona, justo con esa persona perdí mi virginidad, lo que me permitió apegarme mucho mas a él. Me parecía extraño, pero la primera vez me había dolió tanto, que quise no volver a tener relaciones; como hasta la quinta llegue a sentir algo de placer, las anteriores veces era sólo dolor, entre  mis pensamientos estaba “vengase rápido, por favor”, suena feo, pero por el dolor que sentía, yo era una VACA MUERTA. Él decía que le encantaba y bla bla, aun así, yo detenía cualquier acto para tener sexo, nuestros encuentros eran de una vez al mes o a veces hasta cada dos meses, yo no sentía mucho para ser sincera; dentro de mí, pensaba, – no sé, qué le ve la gente a eso, a mí no me dan ganas, sólo hasta cuando él medio toca, no sé qué le ven de “Rico” a eso-. Duramos tanto tiempo, que las relaciones sexuales no eran las más satisfactorias, pues él se venía, y yo simplemente era su juguete sexual, eso pensaba. Yo creía, que la mujer no sentía nada y que así sería con todos.

Hasta hace 1 año aproximadamente decidí acabar con la relación, no volver a verlo ni saber mas de él, intentó buscarme y como lo enseñe a siempre perdonarlo, creyó que sería igual, y no, esta vez sí me llene de valor para no aceptarlo; como dos meses después de terminar, empecé a salir con un chico, todo iba bien, salíamos a comer, me hacía reír, yo era feliz y llevaba como 6 meses sin tener sexo, pues antes de terminar nosotros no teníamos sexo hace mucho y a mí no me hacía falta pues lo veía como algo casual, con este chico empezó la química pero durante un mes nada de besos sólo conocernos y así hasta que un día en su casa viendo una película solos como cualquier otro día, nos empezamos a besar y yo sentí cosas maravillosas como vibraciones en la barriga y era estupendo, desde ahí, cuando nos veíamos, que era prácticamente todos los días, siempre nos besábamos.

Un día, me llevo a conocer su casa, yo no salía de la sala; luego conocí la cocina, el patio, los cuartos, los demás baños, hasta que llegamos a su cuarto, me senté en su cama y empezó hablarme de cosas que tenía en su habitación, se sentó a mi lado y empezó a besarme y yo me sentía tan bien, nos recostamos y nos besamos; algo dentro de mi hizo que le acariciara su espalda, fue raro porque yo nunca hacía eso; ahí empecé a dar pie y el empezó a tocarme, me tocaba el abdomen, las piernas, y así me fui excitado, fue tan raro, nunca había sentido tanto, era delicioso, me sentía de una forma inexplicable; como cosa rara yo le empecé a besar su cuello, sus mejillas… Cuando él decide meter su mano en mi Short y empezar a estimular mi clítoris, yo sentía más cosas, era exquisito, besaba mis senos, con su lengua redondeando mis pezones… Me empecé a calentar, era extraño, nunca me había sentido de esa forma y nunca había tenido tantas ganas de tener sexo; entonces, empecé a quitarle su pantalón, él estaba tan duro, empecé a jugar con él, hacía cara lindas y excitantes, baje sus bóxer y vi su pene tan grande y duro, lo primero que pensé fue apretarlo y tenerlo dentro de mí.

El masajeaba mi clítoris en círculos, arriba, abajo, y con su boca besaba mis senos, era delicioso, yo estaba erizada, deseosa de estar con él. De repente, me levantó de la cama, me arrinconó a un lado de su closet y me sentó en una silla, yo jugué con su pene, feliz de la vida en otro mundo, sintiendo cosas maravillosas. En tal punto de excitación sonó un carro y para sorpresa mía, eran sus padres, nuestra primera reacción fue correr, el ir a la cocina, yo ir corriendo semidesnuda al baño vestir como pude y salir como si nada, sentarme en el sofá de la sala. Entró su madre, yo saludé muy cordial y me pregunto por él, yo dije -está en la cocina trayendo jugo cuando-, él sale, me trae el jugo y me dice, – vamos te llevo a casa -.

¿Quieres que publique uno de tus relatos? Envíalo a aportes@lincyacosta.com, no se publican artículos sin coherencia, mal redactados y con muchos errores de ortografía, escribir no es un juego, es un arte.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply