¿Cómo se vive de la sexología en Colombia?

Cuando me preguntan qué quiero ser en la vida y digo muy segura y emocionada que quiero ser sexóloga, la gente reacciona extraño y sugiere preguntas como ¿Y uno en qué trabaja siendo sexólogo?, ¿Y eso donde se estudia?, ¿Qué dicen tus papas al respecto?, ¿Eso si es rentable?, etc… Lo cierto es que es una profesión bastante difícil y en especial para Colombia.

Empezare por lo básico, estudiar sexología en Colombia es imposible pues no existen universidades que ofrezcan el programa, existen diplomados, pero, ¿Es realmente un diplomado suficiente para atender las problemáticas sexuales de un país donde ni siquiera se ofrece capacitación para hacerlo?. Si deseas estudiar sexología tienes dos opciones: salir del país y estudiarlo como carrera, o realizar una carrera profesional y realizar una maestría o postgrado fuera del país. Yo opté por estudiar psicología y salir del país para realizar una maestría en sexología clínica y terapia de pareja, sentía que mi actividad profesional sería mucho más completa de realizarlo así.

Buscar trabajo es la tarea más difícil, no es un trabajo que consigas fácilmente en un buscador de empleo, basta con escribir sexólogo para notar que ni siquiera está guardado en el buscador predeterminado.

trabajo 1 trabajo 2 trabajo 3

La única alternativa siendo una persona como cualquier otra es disponer de un consultorio privado, pero además de costoso, en Colombia existe mucha demanda de psicólogos que ofertan sus consultas bastante económicas y siendo sincera son muy pocas las parejas que se atreven a ir a terapia, en Colombia se piensa que el psicólogo solo trata trastornos mentales, como dicen coloquialmente: el psicólogo es para locos.

La única forma de generar ingresos siendo sexólogo en Colombia es siendo reconocido, pero lograr reconocimiento en sexología es una tarea aún más difícil que todas las anteriormente nombradas y es por esta razón que decidí construir mi ejercicio profesional en la web, mucho antes de terminar mis estudios. En principio me dio vergüenza, te expones a la crítica continua y es muy difícil manejar públicos grandes en espacios tan pequeños y llenos de restricciones que en ocasiones no te permiten hablar libremente, como lo son las redes sociales. Sin embargo, la vocación a ser puede más que cualquier cosa, amo los medios de comunicación y espero verme en programas de televisión, programas de radio, escribiendo libros, redactando para revistas, siendo la imagen de diferentes marcas y si llego a formalizar mi consultorio, espero que el reconocimiento me ayude a establecer precios justos.

En la actualidad he redactado para muchos portales dentro de los que destaco Cartel Urbano, Cultura Inquieta, The plan Magazine, Las 2 orillas y 30 minutos; he participado en varias entrevistas radiales en grades cadenas radiales colombianas dentro las que destaco: La FM, La Mega Colombia Y Caracol Radio, también he participado en varios programas de televisión como El crew en del Canal Tr3ce y Swich de Cinema Plus y he colaborado con especiales para YouTube de personajes reconocidos, recibo dinero trabajando con marcas (a este trabajo se le conoce como Influencer), con la publicidad que ustedes soportan cada que publico un nuevo artículo, sin embargo mi mayor ingreso lo recibo por las consulta pagas, las conferencias, los foros y los talleres que realizo a nivel nacional.

La sexología te exige mucho y en especial si eres de Colombia, te exige desprenderte de todo prejuicio y religión, porque si los tienes jamás serás un buen sexólogo, debes de dejar de pensar en términos de malo o bueno y empezar a pensar en termino de conveniente y no conveniente; te exige empezar a crear un nuevo mercado, necesitas crear la necesidad del sexólogo en la sociedad y cada día hay más leyes que censuran y reprimen tu trabajo; necesitas restablecer lo aprendido fuera del país en tu sociedad porque la sexología y la sexualidad es diferente para todas las culturas, tienes que tolerar el machismo y el feminismo mal concebido, luchar contra las diferencias de género. Ser sexólogo en Colombia te obliga a pasar pena, ser pisoteado, confundido con prestadores de servicios sexuales o proxenetas, te restringe la sensación de amor, porque muchos te convierten en enfermo o trastornado sexual por hablar de sexo públicamente, limita tus posibilidades de ser tratado con respeto y cariño por una pareja estable… podría continuar horas describiendo lo que esta carrera exige.

Pienso que Colombia necesita más sexólogos, pero las exigencias de esta carrera dentro del país conforman un enorme colador que cualquiera no es capaz de atravesar, es precisamente por eso, que si hablamos de sexólogos reconocidos en Colombia, sus mentes solo recordaran nombres extranjeros: Flavia Dos Santos de Brazil, Ezequiel Peralta de Argentina y Alessandra Rampolla de Puerto Rico. Espero llegar algún día a ser parte de esa lista de sexólogos reconocidos en Colombia, siendo colombiana.

¿Quieres más información sobre sexo? Sígueme en mis redes sociales.

Facebook: http://www.facebook.com/lincyacosta92

Twitter: http://www.twitter.com/LincyAcosta

Instagram: http://www.instagram.com/LincyAcosta

 

You Might Also Like