¡De nuestro cuerpo lo desconocemos todo!; la autoexploración, la interpretación y manipulación de sensaciones, el compaginarse, el respirar, son aspectos que a nivel sexual solo se logran comprender tras años de experimentación y meditación.

El sexo es delicioso, pero hay que aprender a optimizarlo. Si junto a él no se empieza un proceso de autoconocimiento, el sexo se convierte en una desventaja de vida, no enriquece sino por el contrario crea vacíos y enferma la mente.

El cuerpo es un ente que debemos empezar a amar y respetar, así como también exigir que lo respeten, el cuerpo merece lo mejor, merece el mejor trato, merece ser compartido con personas que en verdad aporten.

El sexo se desarrolla bien mientras la intencionalidad del coito sea compartida, me explico, si se tiene sexo por amor, la pareja debe comprender la palabra amor de igual forma y estar de acuerdo en optimizar el sentimiento bajo las sensaciones que la unión sexual puede brindar; si por el contrario, se tiene sexo solo con la intencionalidad de experimentar un orgasmo potente, la pareja debe compartir esa intencionalidad y no mediar en el otro tipo de intencionalidad, por ejemplo, la afectiva; de no compartirse la intencionalidad, el sexo no se optimizará, creara complejos, creara falsas interpretaciones de lo que se siente, creara silencio, en el peor de los casos, miedo, duda.

Cuando la intencionalidad del sexo se comparte, en pareja se configura un gran espacio de confianza, perfecto para exponer las preferencias y las exigencias de su desarrollo. Para solventar las exigencias sexuales en pareja, se plantean innumerables ejercicios, todos palpables desde diferentes corrientes de pensamiento, sin embargo, la mayoría hacen alusión a la forma en la que se respira y se interpretan las sensaciones, para así configurarlas de la mejor forma en pro de la optimización del desempeño sexual.

La corriente taoísta es una línea de pensamiento que promueve constantemente el autoconocimiento, casi dejando a un lado la interpretación banal de la eyaculación como fin único del coito. Los taoístas por años han entendido el sexo como uno de los actos más puros, igual de importante a la meditación, es encontrarse con uno mismo y compartirse con la muestra más grande de amor.

El sexo para ellos comparte una única intencionalidad y esa es la optimización de la energía en pareja,  por medio del sexo uno se hace un mejor ser, limpias vacíos, encuentras equilibrio. La respiración entonces es indispensable, llenar de aire los pulmones oxigena el cerebro y permite una experiencia psicológica aún más consiente.

El sexo se empieza lento, descifrando de la mejor forma cada una de las sensaciones que proporcione el roce de la piel, la conexión en pareja debe sentirse al nivel de no tener que hablar para conocer lo que la pareja desea, el sexo debe fluir por sí solo, los movimientos deben compaginarse de la forma más innata y la respiración debe empezar desde un principio a trabajarse. Los taoístas proponen diferente forma de respiración, será la pareja quien decida la forma de respirar más óptima para lo que pretenden experimentar.

  • Inhale y exhale al tiempo con su pareja.

  • Inhale mientras su pareja exhala.

  • Inhale, sostenga el aire dos segundos y exhale al tiempo con su pareja.

La idea de esta forma de experimentar el sexo es desbloquear niveles sexuales. El coito se empieza lento para que conforme usted pueda interiorizar las sensaciones, vaya intensificando su velocidad. Las sensaciones eyaculatorias deben aprender a controlarse y es hermoso el proceso que se ejecuta para ello: La pareja maneja un nivel de conexión que con el transcurso del tiempo se va optimizando, tanto al punto de comprender lo que quiere y desea su pareja a través del sentir. Las sensaciones eyaculatorias la sienten los dos y los dos la controlan, proponen movimientos más lentos y ejercicios de respiración profunda en pareja, el flujo energético debe nivelarse, un nivel sexual se desbloquea al controlar la eyaculación y el sexo puede empezar de nuevo a ser un poco más rápido, todo este proceso esta intervenido bajo la interpretación consiente de las sensaciones del glande, las necesidades físicas y psicológicas que del hombre experimenta.

Bajo el juego de desbloquear niveles sexuales, la interpretación del sexo empieza a realizarse bajo una mirada más espiritual, no se es consciente del tiempo, media hora de sexo en realidad serán dos horas, la pareja empieza a comprender muchas de las intencionalidades inmediatas en la pareja, así que los cambios de posición dejan de ser charlados, preguntados, solo fluyen; la lubricación se incrementa mucho más, la dilatación vaginal se extrapola logrando en la mujer sensaciones que tras un coito fuerte no pueden ser disfrutadas.

La desconfianza en uno mismo se pierde, el miedo a controlar la eyaculación y la idea frustrante de no poder lograrlo serán dejados a un lado por el entrenamiento en pareja, todo es un proceso, es imposible empezar a interpretar y vivir el sexo tal como lo acabe de describir bajo tan solo un par de encuentros, se necesita tiempo y meditación compartida por varios días.

Optimizar el sexo es hermoso. Inténtenlo en pareja.

¿Quieres más información sobre sexo? Sígueme en mis redes sociales.

Facebook: http://www.facebook.com/lincyacosta92

Twitter: http://www.twitter.com/LincyAcosta

Instagram: http://www.instagram.com/LincyAcosta

3 thoughts on “¿Cómo optimizar el sexo en pareja?”

  1. La armonía de la relación sexual se da cuando existe plena confianza y dejas que otro te lleve a conocer y comprender mejor tu cuerpo, con cada caricia, beso, rose sugestivo, con cada insinuación de deseo, a veces nos podemos encontrar con personas que no sean conectado con su cuerpo, que no sabe más allá de la penetración que les genera placer, por eso es tan importante que la pareja, le muestre, la haga querer explotar más sobre su cuerpo, las partes más sensibles, las posiciones más orgasmicas y sobre todo como llegar a esa explosión de sensaciones y sentimientos al cual todos queremos llegar

  2. totalmente de acuerfo, ¡qué bonito lo describes!
    No obstante, me gustaría, Lincy, que investigaras sobre la retención eyaculatoria y la inflamación prostática. Tengo entendido que puede haber relación entre ambas
    saludos y felicidades por su blog

  3. Muchas gracias por tu información es de gran utilidad e interés.Saludos !! Ciudad de México!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *