Acabo de cumplir 52, me siento bien, me veo bien, me cuido lo suficiente como para que a estas alturas todavía me miren, de lejos pero me miran.

Estuve 12 años casada con un Triple HP.  Mala vida, mucho trabajo, aguantar humillaciones, borracheras, putas, etc.      Me mame y un día cualquiera hace algo mas de 13 años , me fui de la casa con mis dos hijos que hoy ya están bastante creciditos.

Trabajo en el área comercial de una multinacional de productos para mantenimiento, eso me ha exigido de cuidar mi apariencia personal, sin pretender ser una muchachita o una chuchi barbie.    Me caen tipos , casi siempre clientes algunos de ellos casados con ganas de plan, pero siempre de he huido a este tipo de loquitos que se convierten en Mandrake a la primera vez,,,,, se hechan un polvito y se desaparecen.

Pero por alguna razón, empece a tener éxito con hombres menores, casi que de 15 años menos y se hizo muy frecuente.     Llegue a pensar que me había convertido en la fantasía de uno de esos pelaos en estar con una veterana.

A mediados del año pasado, participamos en un evento y conocí a uno de estos jóvenes – apuesto ingeniero y buen pareja de baile- y seguimos hablando hasta que un fin de semana me invito a salir y resultamos en su apartamento y se consumo el deseo.   Debo confesar que hacia mucho tiempo no tenia sexo.         Le abono al joven, me preparo bien, buenos besos, buen sexo oral, buenas caricias y me moje tanto que en ningún momento pensé que por lo oxidada fuera a tener alguna molestia.   Sentí algo de dolor cuando me lo metió, pero en medio del ajetreo paso el tema.    Me sentí muy ansiosa y simplemente me entregue -sin ser la mas experta y deje que las cosas fluyeran-   pues como me iba a perder el polvito.      Pero paso algo que me pregunte si ya lo había olvidado o que era normal y es que fue muy rápido el tema.      El man se me monto encima, dos vuelticas, tan tan y se vino.     Que paso Ya?      El man se bajo, me dio dos besitos y es tan descarado en preguntarme Que tal? Te gusto? Me hice la loca , me le acomode al lado, empece a masturbarlo buscando otro Round y nada que se le paraba, como flojo el man.

Me vestí, me fui para la casa y me quede pensando en si, así era en mi época , con el cerdo ese de mi ex marido, si estoy desactualizada, o si era tal mi ansiedad que finalmente no cumplió las expectativas el man.  Desilusión total.       No volví a tener contacto con el joven, ahí murió el tema.

Unos meses después, le recibí atenciones a otro, menor que yo, un tipo interesante y resultamos fuera de la ciudad en una finca tirando el fin de semana.    EL desempeño fue un -poquito mejor- al menos el man se recupero pronto del primero y ahí , uno con otro pues me lleno algo el momento.    Pero no, sin exagerar, no me sentía cómoda con el plan , no lograba encontrar satisfacción y empece a sentirme frustada.

Luego hablaba con mis amigas y sin tapujos, terminamos concluyendo que a los jóvenes no les importa el placer de la pareja si no el propio y eso es eyacular y punto.      Se pavean con su chocolatina, sus brazos, su físico pero en la cama no son pues los monstruos que uno piensa.    Que decepción.

Le tenía pereza a una relación , amigos con derechos, amiguis, tinieblo o como quieran decirle y creí tener claro que no quería para esta etapa de mi vida un hombre de mi edad, algo intenso controlador o compromiso simplemente.

Conocí a este ingeniero hace ya varios años, lo veía con alguna frecuencia en mis visitas comerciales y no había tenido contacto directo con el.     Empezamos a hablarnos , supe de su soltería de hace ya varios años, congeniamos y  empezamos a salir.    Nada de sexo.   Y que le pasa a este man:  Se le olvido como pedirlo?  Sera que es marica?  Sera que no soy su tipo?   Juemadre me va a tocar pelaitos?

Pues ni corta ni perezosa lo invite a bailar y entre trago y baile, nos besamos y terminamos tirando.          Un huracan ese man!!!!!!, un polvo largo, delicioso, intenso, suave pero brusco, hacia muchos, pero muchos años,  no tenia un orgasmo, había olvidado lo rico que es.    Y el hombre firme, créamelo fue largo, muy largo.

En la mañana el hombre me llevo a la cama el tinto y un juguito y otra vez otra faena.

Llevamos tres encuentros.   Todos simplemente espectaculares.   El ultimo, me envolvió y enredo y me lo metió por el culo.     No me había pasado por la cabeza que fuera tan rico el sexo anal.  Me dolió, pero dispuesta a repetir.

Hablo con mis amigas y les cuento con lujo de detalles y concluimos que definitivamente el ingrediente principal para un Buen Polvo, es pensar en el placer del otro.   En mi caso se, que le gusta que se lo mame y le chupe las guevas, lo pajee y lo bese mientras tanto.   Y e siento bien, satisfecha con retomar mi vida sexual, activa por demás, y claro me queda, que los jovenes les hace mucha falta por recorrer para poder satisfacer una veterana como yo.

Nos preguntamos con mis amigas : Sera que una jovencita le resulta igual mal polvo a un maduro o veterano como yo?