0 Comments

Leo las confesiones, en particular las que mencionan temas como el tamaño del sujeto o si es gordita o flaquita etc. y me pregunto si en verdad un hombre se fija, satisfacer a una mujer o simplemente saciar su sed, venirse y despues hablar de su hombria, claro mencionando a la mujer como una hembra facil o puta simplemente.
Tengo 39 años, activa sexualmente desde hace 21 años.      Igual que cualquiera, busco pasarla rico, en algunos casos, estabilizarme con alguna pareja y desde hace unos 7 u 8 años, tengo claro en que, cada polvo me tiene que sentar bien y encontrar satisfacción.    Para llegar a esta conclusión, pase por varios hombres, en que ni sabían pedirlo, ni hacer entrar en calor, ni pensaron en mi satisfacción, fueron simplemente, ahi un polvo de paso.   Me acoste con ellos o se los dí, simplemente por la calentura del momento, porque me cayeron bien o por “Sequía o Verano ” como decimos por aca.     No deben pensar que fuí libertina o Zunga, vivir así no quiere decir eso.         Mi ultima y actual pareja, la conocí hace 2 años, sali con el varias veces a bailar o comer, hasta conocernos lo suficiente como para dar pie a que me lo pidiera, nos pusimos de acuerdo en salir un fin de semana fuera de la ciudad y nos lo comimos.  El primer polvo fue sinceramente, muy simple.     EL negro -asi le digo cariñosamente- me beso con pasión metiendome la lengua hasta la garganta, mala cosa, despues el oral me metio la lengua y me la chupo de una forma en que ademas de sentirme incomoda, me ardia.   Luego la clavada fue brusca y muy acelerada.   No me dio tiempo en disfrutarlo, no se cuanto duro pero realmente fue corto.     Me desperté pensando en que no estaba para nada satisfecha y buscar la forma de salir rapido de ahi, pero sorpresa el man no estaba en la habitación.   Unos minutos me hago algo de aseo y senti cuando entro y lo hizo con el desayuno, impecable la atención.   Un rato despues nos reimos un rato y lo busque para un mañanero delicioso, esta vez manejado por mi, a mi antojo.  No pudo faltar el oral, una mamadita rica, no se que hay en el que me sabe delicioso su instrumento señores, luego me acomode sobre el y le puse la cuca en la cara y le enseñe a chuparmela, si dirigiendolo, y como me gustan las cosquillitas que simplemente me enloquecen.     Fue rico ese mañanero, como nunca disfrute y luego en la noche la jornada se repitio.      Empezamos a salir con frecuencia pero el sexo no lo era así, eventualmente una o dos veces al mes -de varios polvos claro- pero poco a poco nos fuimos adaptando a como entramos en el juego, las posiciones, que quiere cada uno y el se esmera ampliamente en que yo tenga un orgasmo que es tan importante para la mujer.       El negro esta bien dotado, usa excelentemente bien su instrumento señores, pero no me he fijado en su tamaño, simplemente me hacer sentir bien.   ME siente satisfecha con este sexo.
Señores, el tema no es el tamaño, el tema es un tipo que huela bien rico, que sea aseado, que piense en la pareja antes de el – esto simplemente quiere decir que debe buscar e identificar la forma en que la mujer encuentre su gozo y llega al orgasmo- en que no sea brusco, en que sea consensuado, cualquier pose o movimiento, en que cuando deba ser tierno, que lo sean, que cuando deba ser fuerte con energia lo sea. En que sepan pedirlo, en que sepan escoger el lugar donde se va a consumar, en que no les de asco si uno tiene la regla, en que si les gusta el anal, igual sea con suavidad sin romperle el culo a una.
El negro, sabe como me gusta y sin afanes ahi llevamos dos años, para mi estable y satisfactorio.

Answered question