0 Comments

En una escuela interna un compañero de clases me dijo, que si nos subíamos al techo del dormitorio de las chicas podíamos verlas desnudas en la ducha. Pasamos tres noches viéndoles las tetas y el coñito de muchas de las chicas de la escuela, hasta que nos pillaron. Unas chicas que venia caminando hacia los dormitorios nos vieron en el techo y alertaron a la maestra de turno. Mi amigo fue mas listo que yo, bajándose del techo sin ser visto y dejando que la maestra me pillada a mi. Sin remedio me baje del techo y tuve que confesar lo que habia hecho. Allí mismo pase la vergüenza de que me obligara a desnudarme. “Quitatelo todo” me decía mientras recogía my ropa y la amontonaba el piso. “Ahora sabrás lo que se siente que a uno lo vean desnudo” y arrastrandome por una oreja me humilló paseandome por el pasillo del dormitorio de las chicas. Me dio tanta vergüenza que de me pasera desnudo por un pasillo lleno de chicas, que lo único que se me ocurría era mirar el piso, ver como se me endurecía el pene y escuchar risas por todo el camino. Esas noche perdí toda mi dignidad y humillado con el peor castigo de toda mi vida. Pase todo el resto del curso con chicas diciéndome que me veía mejor desnudo que vestido y pasándome en clases papelitos con dibujitos de pene. De la noche a la mañana me convertí en el chico mas avergonzado de toda la escuela.

Answered question