0 Comments

Soy modelo webcam, soy alta mido 1.75, tengo unas tetas enormes una cadera ancha y unas nalgas no muy grandes pero paraditas, mi cabello es largo y tengo un rostro lindo, soy tatuada, no soy operada y sinceramente creo que estoy buena jaja hace dos años un usuario gringo empezo a entrar a mi sala todos los días y me dejaba más de 2000 tokens diarios, obviamente hablabamos por privado y le hacia todos los shows que el me pedía ya que me pagaba muy bien por ellos, el nunca se dejo ver de mi pero su forma de ser me atraia mucho, cada vez que le hacia shows me hacia venir de verdad, muchas veces en webcam se finge pero este usuario solo por medio del teclado lograba mis mejores orgasmos y sqirts,  la regla numero uno de una webcam es jamás interactuar afuera de la sala con los clientes y si, rompí la regla jajajaja, yo trabajaba en un estudio que se quedaba con el 40% de todo lo que yo hacía, eso a el no le pareció justo y me propuso enviarme el dinero fuera de la página, yo con mucho miedo accedí, entonces el seguia entrando yo le hacia los privados pero el 100% me lo enviaba a mi cuenta, paso el tiempo y para mi cumpleaños me dijo que me tenia una sorpresa y me envio por correo la copia de un tiquete en el cual decia que el venia para Bogotá (aclaro, el jamás se habia dejado ver de mi en cámara) yo me pegue el susto de la vida, le dije que necesitaba saber como era para reconocerlo al recogerlo en el aeropuerto el me envio la foto de un hombre negro de unos 50 años (yo tengo 23) me asuste demasiado y sinceramente no me agrado para nada físicamente, pero es normal en esas páginas, la. Mayoría de hombres no son muy agraciados,   a la vez me sentia mal de dejarlo plantado porque me habia pagado ya un semestre de la universidad y me ayudaba con mis gastos, yo jamás me habia acostado con nadie por dinero y eso me incomodaba demasiado, finalmente por eso decidí ser webcam, para no tener contacto físico con nadie de lo contrario me habría dedicado a otra cosa, pero ahí estaba yo en el aeropuerto muy arreglada esperando a mi mejor cliente de chaturbate jajaja, ya era hora de que el saliera y yo no lo veia, vi salir a un moreno casi negro que me parecio delicioso (jamas me han gustado los hombres de color, no soy racista pero nunca han sido mi gran pasión) pero el uffff era acuerpado, alto, con una sonrisa que obviamente por su color de piel resaltaba más, de unos 32 años, y se acercaba a mi con cara de conocerme jajaja y yo no veia por ningun lado a la. Persona de la foto que yo estaba esperando, de repente me saludo y me dijo que era el, senti corrientazos por todo mi cuerpo y todos finalizaban en mi clitoris ush Yo no lo podia creer que ese morenazo fuera la persona con la que llevaba hablando casi un año y que ya me habia visto hacer hasta las cosas mas extrañas por webcam, el ya tenía reservado el hotel y yo lógicamente suponía que era para los dos (no soy boba y entendía que quería cobrar todo el dinero que me había enviado) cuando llegamos al hotel y resulta que no, el solo habia apartado la habitación para el y no tenia intenciones de nada conmigo más allá de que yo fuera su guía turística durante su estadía, lo malo es que yo si tenía ahora más intenciones con el jajajajaja a eso sumemole la curiosidad de saber si es cierto el mito acerca del tamaño del pene de los hombres de color, en pocas palabras estaba que me le montaba y le pegaba una culiada más rica que las de mis dildos jajajajajaja

 

Creo que me extendí mucho en el relato y no quiero aburrirlos, haganme saber si quieren la siguiente parte sobre todo el encuentro sexual y lo escribiré con gusto.