0 Comments

Hace un par de años, labore cómo cófe de personal de una empresa de salud, cómo todos saben, en estas empresas convergen hermosas mujeres, entre enfermeras y asistentes, y en este caso particular,  mi asistente, era una cosa riquísima.

Desde el día que la contraté no pude dejar de ver sus hermosas piernas, pues llevaba un vestido negro que le daba un poco más arriba de la rofirod y con un profundo escote que hizo que me acomodara varias veces la verga pues causo una erección instantánea en mí, ella de piel blanca y estatura promedio, con cabello negro y ojos negros, su sonrisa perfecta y su mirada siempre picara me invitaban a morbosearla más .

Un buen día después de las 6 de la tarde, todos los compañeros salían de laborar, le dije a mi asistente que se quedará que necesitaba tocar unos temas de trabajo, a lo cual no puso ningúna resistencia, ese día, llevaba un vestido blanco donde se le marcaba el culo con unas tanguitas de encaje que me tenían loco; entró a mi mi oficina y no pude disimular mi erección, estaba muy arrecho pensando en todo lo que podia pasar, cuando entró y me vio asi, se sonrojo un poco y me dijo “uy doc, tenemos un problema de tensión aquí” e inmediatamente puso su mano en mi verga y la cogió con propiedad, a lo cual respondí agarrándole el culo y apretándola contra mi, me dijo sonriendo, “parece que tendremos que trabajar mucho para bajar esta parola doc” y yo sin mediar palabra le hice señas, se arrodillo bajó mi cremallera y dejó salir mi pene, lo lamio de arriba hacia abajo, cada centímetro de él, chupaba mi glande hasta casi hacerme venir mientras yo le alzaba su vestido y le tocaba las tetas con sus pezones rosaditos y paraditos, de repente lamio un poco mis bolas y eso me puso a volar, por lo que tuve que ponerla de pie, bruzcamenbr darle la vuelta y meter mi mano en su Vagina, que para me gustó estaba empapadita de sus jugos, uff frote su clítoris con mis dedos miéntras que con mi otra mano le daba pequeñas y firmes nalgadas en el culo, fue cuando entonces decidí cojer mi pene y empunarselo de un solo envión, soltó un gemido y se abrió ella sola sus nalgas para que la penetrara bien, y empece a darle, duro, cada penetrada hacia sonar el choque de mi pelvis con su culo, le agarre del pelo con una mano, y con la otra la nalgueaba, después le di la vuelta y la puse sobre el escritorio le abrí de piernas y la penetre, con mucha fuerza, ella empezó a gemir mucho, y muy duro, le dí tanto que cuando sentí venirme, lo saqué y me vine en toda la entrada de su rica vagina y su clítoris.

Después de eso muchas veces me lo mamaba en la oficina y se tragaba la leche.

Answered question