Confieso que una vez tenía muchas ganas de estar con mi novio pero casi no me dejaban verlo por que tenía que estar muy pendiente del estudio, así que un día me les escapé a mis padres dando una excusa un poco tonta pero me la creyeron, cuando llegamos a la casa de mi novio  empezamos con besos por aquí y beso por haya la estábamos pasando muy delicioso pero de repente llegó la mamá y se puso a discutir con mi novio en pleno acto de los dos, cabe resaltar que mi suegra me odiaba por tanto el que yo estuviera ahí le daba demasiada ira, el caso es que mi suegra arruinó mi grandioso polvo, MUCHAS GRACIAS SEÑORA!.