0 Comments

Mi ex novio de hace unos años, estudiamos en el mismo sitio así que siempre manteníamos contacto exclusivo de compañeros, un par de meses atrás veníamos chateando, hablando, saliendo, estuvimos en una fiesta en la cual un par de pico y besos fueron cómplices de la noche, el día de hoy como entrabamos más tarde a clases decidimos vernos en mi casa para ver una serie comer algo, y así fue el llego y mi corazón latía a mil sabía que algo sucedería pero no quería que pasara, en medio de la serie tuvimos un par de besos apasionados pero nada más aunque mi cuerpo deseara que sus manos lo rasaran así no fue y lastimosamente salimos para la clase, casualmente salimos más temprano de lo normal como dos horas antes, afuera de la institución no sabíamos que hacer y todos iban para un parque cercano en el cual no me gusta frecuentar así que él me propuso ir a su casa a ver la película la naranja mecánica y tomar unos cuantos tragos, al llegar saco de la nevera un Wisky traído de México tomamos un poco inicio la película y unos 10 minutos después empezamos el juego de los besos, los abrazos, las carisias, nos acostamos y continuamos ese juego que es tan largo pero tan excitante al mismo tiempo, en medio de ese juego el termino encima mío y un beso largo y apasionado de esos que solo expresan él cómeme quiero ser tuya y quiero que seas mío no tardes, después de ese beso y una pausa para un trago más termine encima de él sus manos rodeaban mi cintura y mis manos tenían su rostro, me apretaba con fuerza, inicie moviendo suavemente mi pelvis encima de la suya sentí su pene ¡oh que pene! Me movía lentamente mientras seguía besándolo y el apretando mi cintura hasta bajar a mis nalgas, me empecé a excitar mucho más de lo que ya estaba y me movía duro con ganas de que en cualquier momento me penetrara y poder sentirlo dentro como nunca he sentido a nadie sentía sus manos en mi trasero luego en mis senos las cosas se ponían cada vez más calientes, pero no podía gritar y expresarlo su hermanita estaba en la habitación de al lado, me seguí moviendo encima de él mientras introducía una de mis manos a su miembro sentirlo fue maravilloso unos cuantos movimientos más y sabía que sentiría su leche bajando lento por mis manos, decidí sacar mi mano y pegar más mi pelvis, ¡vaya esto realmente me excita el sexo con ropa¡ seguí así se fueron encendiendo cada vez más la cosas hasta que me corrió a un lado y empezó a tocarme encima de la ropa sus dedos rozar mi vagina eso todo un deleite mientras yo seguía tocando su miembro deje de besarlo en la boca y lo bese en el cuello y vaya que si funciono se estremeció, su piel se puso de gallina y sentía como derramaba su leche en mi mano y su pantalón mientras tenía un pequeño gemino y me decía que me quería y necesitaba, finalizamos con un beso un trago y una despedida, y así fue como este día se convirtió en un excitante y encendido momento de placer.