0 Comments

Cuando nací ya Lalo era el mejor amigo de mi padre y parte de la familia; llegaba a casa de mi abuela paterna cuando quería y a mi casa también y dormía allí. Fue como un tío o un segundo padre para mi, me cuidaba, me hacia regalos, me consentia, me protegia cuando me regañaban. Yo lo adoraba y algunas veces lo presentaba como mi papá aunque siempre le decía su apodo Lalo.
Al divorciarse mis padres, mi mama se fué con a vivir con una pareja que se hizo y me quedé viviendo con mi papá. Lalo igual iba a mi casa y se quedaba a veces dias; nosotros también ibamos a la de él y pasabamos dias; lo disfrutaba mucho porque su hija es contemporánea conmigo y es como la hermana que no tuve.
Siempre tuvo atenciones y cuidados conmigo. Cuando cumplí 9 años empezé un desarrollo prematuro y recuerdo que él empezó a decirme comentarios de mis caderas, de mi cintura, de mis piernas, que de verdad no entendía bien, y me las decía solo a mí. Ahora sé que ya me estaban saliendo las curvas de mujer y el me estaba mirando como tal. Me desarrollé a los 10 años y estuve iendo al médico porque mi altura era pequeña y se suponía que no crecería más; mis senos se pusieron grandes, me dolían, y hasta pena me daba porque era la unica de mi salón que los tenia así, mientras que algunas niñas ni tenían.
En una visitas de Lalo, mi mama me llevó al médico y quedó de acuerdo con Lalo para que me buscara para llevarme a mi casa. En el camino me preguntó de la consulta y no sé cómo terminamos hablando de mi verguenza por mis senos, y que me dolían a veces; él  me decía que no eran ni grandes ni feos, que posiblemente era el tipo de sostén que usaba, que además me producía dolor… Cuando llegamos a la casa ya me había convencido que se los mostrara para comprobar si eran muy grandes. Yo lo hice, con inocencia pensando que de verdad me iba a dar una opinión, que tal vez me reconfortara un poco. Mi papa no llegaba hasta la noche, asi que en la sala me levante la blusa y bajé el brasier y el los miro… me preguntó donde me dolía y le dije que en el pezón; el me dijo que con un masaje suave podía calmarme un poco el dolor, y me pidió que lo dejara. Me los tocó; la reacción fué inmediata y confusa. Me dijo algo de la sangre, que a lo mejor no llegaba bien a los pezones. Ya me había hecho efecto esa caricia en los pezones, produciéndome un escalofrio en todo el cuerpo y una especie de cosquilla en el vientre, y le se lo dije; el me dijo que si lo sentía agradable entones me estaba aliviando. A mi me parecía rara la situación pero me estaba gustando, además que no sabía que era todo  eso¡¡¡.
El detuvo inesperadamente las caricias  (ya me las hacía en ambos pezones con las manos) y me dijo que mejor paraba porque mis padres le podían decir al médico y el se podía molestar. Ya la sensación me había vencido, y le dije que no dijeramos nada, y que mi papa no llegaba aun… me le puse en bandeja de plata sin saberlo… Me pidió que me pusiera una franela mas suelta y dejara el brasier en el cuarto. Volví con una franela holgada, pero el me la quitó de una vez y me empezó a manosear. Me decía que eso me sanaba y me iba a gustar; que si sentía rico ya me estaba haciendo efecto.
Fué una excitación sorpresiva, me tomo indefensa ante ese placer que nunca había experimentado. Me acostó boca arriba en el sofá y me seguia acariciando suavecito. Luego empezó a acercar su cara a mis pechos y me decia que tenia que llegarme mas sangre al pezón, que chupandomelos como un bebe ayudaría… yo ya no decía nada. Y me los chupo; fue muy delicado; yo me moje como 3 veces seguidas y le dije que queria hacer pipi; me dijo que era consecuencia del “masaje” y me puso la mano en mi vientre desnudo preguntandome si no tenia una cosquilla o coriente alli; le respondi que si… tambien bajo su cara y me chupaba el área del ombligo, pero no pasaba de alli; me puso una mano en el muslo cerca del sexo pero no me lo tocó. Así estuvimos como 40 minutos que me pare a orinar porque ya no aguantaba. El me espero en el mueble y volví, aun con las tetas al aire. Me le senté a un lado y lo abracé y le dije que ya no quería mas. Me pidió un besito y se lo dí en los labios de piquito como acostumbrabamos, me dijo que se lo diera mas largo, y cuando lo hice, me atrapó sus labios con los mios, sin meterme la lengua y movia la cabeza; me gustó la sensación, fue por un ratico, pero me separé diciendole que ya podía estar llegando mi papa y me puse la franela, me hizo ponerme el brasier.
Era normal acostarnos a ver tv o abrazarme con el o mi papa en el sofá; también nos dábamos besos de piquito para saludarnos, pero igual lo hacía con mi papa y no había malisia en ello. Asi que me acoste sobre su pecho en el sofá y me daba besitos a cada momento atrapandome con sus labios los mios y yo lo dejaba, aún estaba excitada, y me tenia la mano en el muslo acariciandolo. Me mojé varias veces más. Aunqué no me tocó los senos otra vez; tal vez quería dejarme provocada, y lo logró…Me dijo que no “contaramos” nada y me pregunto si me gusto y si quería repetirlo mañana, le dije que sí… eso era lo mas divino que había sentido en mi vida.
Mi papá llego y estabamos abrazados viendo tv. Al final de la noche antes de irme a acostar esperé que mi papá se descuidara para despedirme de Lalo; le dí un besito largo, como acababa de aprender (capturandole los labios) y le puse una mano en mis tetas. Esa noche no podía dormir de la excitación, estaba desesperada, quería irme a su cuarto y besarlo y abrazarlo y que me tocara y besara el vientre¡¡¡¡ Hasta lloré sola del desespero¡¡¡.
En la mañana me levante muy temprano, antes que sonara el despertador y mi papa se levantara, me fui al cuarto de lalo y le dije que me chupara las tetas otra vez; el se asustó un poco porque estaba dormido aún y me dijo que se podía parar mi papá, yo le dije que a lo que sonara el despertador me iba a mi cuarto y el no se daría cuenta. El me dijo que me chupaba, pero que lo agarrara abajo… me mostro su pene , que lo tenía parado… yo le puse la mano y el se lo saco y me puso otra vez su mano en su pene desnudo, y me volvió a chupar las tetas; además me puso la mano en la vagina sobre la pantaleta, que fue retirando hasta tocarme con delicadeza el clitoris… Fueron unos 10 minutos  hasta que sonó el despertador y  me separó a la carrera y me hizo irme a mi cuarto.
El se fué ese dia y yo quedé como enferma de las ganas; no me podía concentrar en clases, se me quitó el hambre y quería que Lalo viniera a tocarme¡¡¡. Lo llamé a su casa a media semana y le pedí que volviera; el me dijo que me llamaba en un rato porque no podía hablar, supongo que estaba su hija o esposa por allí. Me llamo, me preguntó, me hizo hablar, hasta que me hizo decirle que no aguantaba las ganas de que me chupara los senos, me hizo que se lo pidiera por favor… y me dijo que yo tenía que hacer lo que el me pidiera sin oponerme… le dije que si. Prometió ir el fin de semana.
En esa segunda visita no pudimos quedarnos solos; pero el domingo antes de irse, estabamos viendo tv en la cama; mi papa se metió a bañar y el se sacó el pene, me rodo a un lado la pantaleta e intento metermelo, mientras me chupaba las tetas… eso fué mas divino que todo lo que me había hecho, me dolió un poquito y le dije que esperara, y lo sacó y lo intentó varias veces, pero estaba muy cerrada; era divino y doloroso, sentía que me desmayaba del gusto. Cuando iba a salir mi papa paramos sin que pudiese metermelo. El se fue a su cuarto porque no le bajaba la excitación y el olor de sexo quedó en el ambiente porque mi papa me dijo que estaba hedionda, que me bañara…
Los días siguientes lo llamaba todos los días, me dijo que lo llamara a la oficina para que en la casa no notaran; así hice. Tuvo el descaro de preguntarme si quería que me lo metiera todo, que asi era muy divino; yo solo tenía 10 años y aún no estaba clara qué hacíamos, que me estaba cogiendo, que me estaba violando, y le decia que sí. Me hacia decirle con estas palabras: “…quiero que me lo metas todo…”. Estoy segura que a Karla, su hija, mi prima, no hubiese dejado que se la cogiera mi papa… pero me tocó a mi, la hija sin madre que la cuidara…
Empezó a venir todos los fines de semana. Nos vimos el siguiente en casa de mi abuela al llegar; yo lo hice acompañarme al deposito del patio a sacar unos juguetes y volvió a intentar metermelo, fue solo un momento, pero igual se saco el pene y me bajo las pantaletas; esta vez yo me le afincaba para que me lo metiera, porque sentia rico eso. En la noche solo me acarició los senos en el mueble de la sala, cubiertos por una sabana que traje, arguyendo que tenia frio, y me abrazaba con él. Mi papá estaba a un lado y ni lo notó. Se quedaron hasta tarde hablando y no pudimos hacer nada.
Así pasaron unos dos meses intentando sin desvirgarme hasta que llegaron las vacaciones mías. Hice que Karla me invitara a su casa y que Lalo me viniera a buscar y llevarme; mi papa me buscaria 15 días después. Asi fué; por telefono me dijo que me pusiera una falda para el viaje; en el camino me quité las pantaletas y el me llevó el dedo metido practicamente todo el camino, con la falda arriba y mirandome; el tenia el pene afuera y me hacia darle besos alli; luego jugamos a las “adivinanzas y el helado” , un juego inventado por él; si no adivinaba se lo chupaba como un helado, sino me lo hacía él a mi… para chuparme se detenia un momento en la carretera y me metía su lengua llenandome de electricidad el cuerpo completo, era algo nuevo que me estaba haciendo y era tan divino como lo que ya hacíamos… El vive a una hora de mi casa y el viaje duró 3 horas de tanto que nos detuvimos y lo lento que venia para hacerme sus morbosidades.
En su casa me terminó de violar y perdí la virginidad. Era mas dificil hacer cosas porque Karla y Elena (su esposa) estaban siempre conmigo . El sábado Karla iba a hacer algo en la mañana hasta el mediodía con su mama; yo dije que me quedaba durmiendo y Lalo se iba a quedar tambien. Se fueron antes de las 8 y de una vez me fui al cuarto de Lalo; él me desnudo, me dijo que me cepillara los dientes y esperaramos un momento por si regresaban. Me llevo al mueble de su estudio, que tenia ventana a la calle; primero me dió una mamada que me dejó sin fuerzas, me puso a mamarle y enseñarme a hacerlo bien, me enseño el 69; se masturbaba con mis senos rozandome su pene, y me decia que eran los senos mas lindo y ricos que había visto, me chupo el ano, me chupo toda… cuando me iba a penetrar estaba mas que lubricada y deseosa que lo hiciera; me lo metió con cuidado, que sensación tan divina, aún la recuerdo y me excita, pero luego que ya lo tenía todo adentro y empezó a moverse, le dió una especie de desespero y me lo clavaba durísimo; me hizo llorar y rogarle que parara, pero no se detuvo sino hasta que me acabó adentro, dejandome toda chorreada de su leche mezclada con sangre. Cuando terminó me dejó tirada en el piso para que no manchara el mueble, el fue y se lavo y regreso desnudo, me cargo al baño, me baño. Mientras, yo estaba como ida y sollozando; me iba pasando, me baño completa, me lavó el cabello y me acariciaba toda; tenia mucho dolor de vientre, pero igual al terminar de bañarme, me monto en la poceta y me seco, y me llevo a su cuarto para chuparme las tetas y la vagina suavecito otra vez; me dolia que me chupara, pero lo dejé. Me hizo mamarselo otra vez y me eyaculo un poquito en la boca; no me dejó escupirlo y me hizo besarlo con la boca llena de su semen.
Me decía cosas bonitas, que tenia senos de reina de belleza y cuerpo de modelo, que estaba enamorado de mi, que quería casarse conmigo cuando estuviera mas grande, que besaba divino… yo me creia todo. Esos dos dias no deje que me hiciera nada, porque me dolian los senos , las espalda, los muslo; Elena pensó que era un virus y me dio remedio, ademas como quedé sangrado de la desvirgada, supuso que era cosas del período.
Uno de esos dias, que ya me había repuesto, me lo metió en la cocina cargandome, mientras ellas estaba en los cuartos. Esta vez me entró fácil su pene y tuve un orgasmo instantáneo y el también, y nos fuimos cada uno por su lado. Luego fuimos a una piscina y me cogió rapidito, en un baño. Esas primeras experiencias fueron 8 veces en esas vacaciones. La mas osada fue en la madrugada en el cuarto del servicio de su casa; me levante y el estaba viendo tv, esperandome; nos pusimos de acuerdo y ninguno tenía ropa interior, me cogió como media hora, sin que nadie lo supiera. En esos días Karla me contaba de un niño del colegio que era su novio que solo se habian dado un beso cerca de los labios y se sentía sobrada delante de mí, porque yo le decía que no había tenido novio… yo me cogia a su papá en su casa…
Me estuvo cogiendo casi hasta que cumplí 201 años, en mi casa, en casa de mi abuela, en el carro, en parques… mi papá ni se imagina. Una vez con 16 años, mi primer novio iba a visitarme a la casa y le pidió a Lalo que me acompañara porque el tenía que salir hasta la noche; lo que hice fue despachar rápido a mi novio y me quedé cogiendo con Lalo; con este novio solo tuve besos y lo dejaba provocado; esa oportunidad inclusive lo deje ponerme una mano en el seno por un momento y se la retire, luego Lalo me acabo en las tetas masturbandose con ellas.
Tuve varios novios pero no tuve sexo con nadie, solo con Lalo, ni me dejaba manosear de ninguno de ellos, alguna mano que se les fue y que detuve inmediatamente; cuando me quedaba provocada por algun faje con mis novios, solo llamaba a Lalo, le decía que mi novio me había dejado con ganas y no pasaban 2 días para me viniera a buscar para cogerme.
Cuando cumpli 17 años como que reaccioné que él no se iba a casar conmigo, como yo ingenuamente aún lo creia; nunca le dije nada, porque esa promesa me la hacia de niña, como hasta los 12 años; una vez que me estaba arrepintiendo de todo, tenía como 14 años y le había dicho que no me lo hiciera mas, me convenció diciendome que estabamos comprometidos para casarnos y volví a caer… nunca más lo repitió.
A los 20 años le corte del todo; le dije que ya no más; eso fue en el matrimonio de Karla, en plena fiesta; me sacó a bailar y me invitó a que subiéramos un momento a mi habitación para cogerme como si fuera nuestra luna de miel (la fiesta fue en un hotel y nos quedamos alli mismo a dormir);me sentí sucia y humillada, viendo que su hija se estaba casando de velo y corona y a mi me pedia cogerme escondidos… me sentí violada, utilizada, manipulada, corrompida. Me puse a llorar y le dije que era un violador de niñas hijo de puta; el me pidió que me calmara, que no hiciera un espectaculo, y yo lloraba mas, casi gritaba; el como pudo me saco fuera del salón y dijo que estaba emocinada por la boda de mi prima. Allí me calme y le dije que no haría ni diría nada, pero nunca mas me tocara siquiera
Me casé con un hombre muy parecido a Lalo en edad y fisíco, tanto que hacen bromas con eso, me dicen que tengo sindrome de edipo, y a mi me da rabia, porque a lo mejor es cierto y nadie lo sabe, no he querido tener hijos y creo que no puedo tenerlos porque en todos esos años que tuve sexo con Lalo nunca me cuide y ese desgraciado tampoco me cuidaba; me ha podido embarazar a los 10 años y no le importó.
Lo mas molestó es que en una reunión familiar que tome de más, con 2 años de casada, casi cuento la verdad a todo el mundo, pero Lalo me agarro un momento a solas y me dijo que no fuera a cometer una locura hablando… y yo le dije si el no cuido de cometer locuras conmigo. El muy desgraciado me beso a la fuerza y me manoseo toda mientras forcejeamos, pero igual me dejé y hasta me metió el dedo y me calentó. Me soltó porque lo amenzacé con gritar… Ya tengo 35 años y aún odio y amo al desgraciado de Lalo…

Answered question