0 Comments

Todo empezó hace como dos o tres meses, cuando mi compañero con el que llevo ya casi 7 años, el sexo con él siempre a Sido muy rico aunque hemos tenido algunos inconvenientes.

Cierto día, él me manifestó que tenía la fantasía de verme con otro hombre teniendo relaciones sexuales. Debo confesar que en un principio me negué. Pero al pasar los días, él hizo que se despertara en mi cierto interés. Cuando estábamos haciendo el amor él me hablaba muchísimo de cómo seria el encuentro.

Hasta que un día en plena cogida me dijo “Hay un hombre que te quiere comer”, yo quede en shock y de imaginarlo me exite muchísimo. Pasadas las horas me mostró la foto de un chico, tenía un buen cuerpo y era muy simpático, pues me interese mucho más.

Él empezó a organizar el encuentro con aquel chico, hasta que un día me dijo que el encuentro ya estaba planeado para llevarlo a cabo, se organizó el sitio y la hora.

Mientras nos dirigíamos a aquel sitio, mis nervios aumentaban,llegamos  cerca al lugar y mientras lo esperamos nos tomamos unas cuantas cervezas, de un momento al otro le llegó un mensaje donde decía que ya había llegado. Yo sentía que el corazón se me iba a salir del pecho.

Entramos a aquel lugar, mi compañero y él se desnudaron y yo me dirigí al baño, aún muy asustada porque nunca había estado con otro hombre que no fuera mi compañero, pero me quite la ropa y me deje no más con la ropa interior, me hice en medio de los dos y empezamos a ver porno, yo me empece a exitar muchísimo y sin pensarlo empecé a acariciar sus penes que ya estaban totalmente erectos, de repente empezaron a acariciarme, mientras mi compañero me acariciaba los senos y me besaba, él otro chico empezó a masturbarme de una forma deliciosa introduciendo sus dedos en mi vagina, seguidamente me puse enfrente de ellos dos y empecé a chuparles el pene, yo aún no lo podía creer que tuviera  esos dos penes en mis manos que de por cierto, sabian delicioso. Luego me acosté en la cama y mientras le hacía sexo oral a mi compañero el otro chico chupo mi vagina de una forma increíble, yo sentía que me iba a enloquecer de placer, luego hicimos el cambio y yo no paraba de gemir y retorcerme en la cama.

Cuando aquel chico me penetro fue increíble, sentía que me lo quería devorar todo. Luego mi compañero empezó a enterrarme el pene de una forma muy agresiva y eso me hizo tener sensaciones fuera de lo que comúnmente siento. Me penetraron de muchas formas, a los dos los cabalgue muy rico, los dos me dieron en cuatro y yo no podía parar de gritar y gemir, metían sus dedos y sus lenguas en mi vagina y en mi ano, no recuerdo bien cuántos orgasmos tuve. Debo decir que me sentí una verdadera puta en aquel momento, al ver a dos hombres enloquecidos por mi y más aún sentirlos llegar dentro de mi, no puedo dejar de pensar en ese momento y me encantaría volver a comerme a dos hombres de esa y mil formas más.

Answered question