Son las 3 de la tarde, hace un poco de frío en mi ciudad, entre a ver la página de Lincy, para leer sus novedades y me encontré con la un post que decía sobre pensar en la mejor mamada que han tenido en su vida, lo subió el pasado 27 de septiembre. Y la verdad me hizo recordar a “Petri” mi masajista.

Soy deportista, no profesional, si no que siempre estoy practicando tipos de deportes donde muchas veces me he lesionado y por ello durante mucho tiempo iba a un centro de masajes, allí conocí a Petri una mujer de 42 años, hermosa, bien cuidada, atlética, amable, cariñosa y con unas manos mágicas, las veces que iba ella me daba el relax que necesitaba, hace un año a atrás me contó que quería renunciar para que abra su propia centro de masajes terapéuticos y así fue… Al mes recibí un mensaje de ella al Telegram y decía que ya había abierto su centro de masajes y que si algún día desearía podría ir allá y ese mismo día decidí visitarla, la escribí diciendo que iría en unas horas, cuando llegue al lugar me recibió Petri, amablemente, estaba fresca, parecía que se había dado una ducha, su cabello olía hermoso, sus labios finos de color rojo tentaban, pero siempre la miré con respeto, donde ella trabajaba anteriormente no había mucha privacidad, solo dividía unas divisiones de triplay y bueno… el lugar que ella había ambientado tenía tres habitaciones privadas para masajes y yo entre a una de ellas, me dijo que me cambiara y que le avisara cuando estaba listo. Entre, el cuarto olía a incienso, habían velas aromáticas, hermoso lugar para masajes y para hacer el amor, pensé. No me había acordado que tenía los bóxers de tela y no esos que se ajustan al pene y alas piernas, tenía el que tiene unos botoncitos frente al pene, algo así como antiguos (no sé si me dejo entender) y rogaba que cuando me de los masajes boca arriba no tenga una ereccion, en los ajustados al menos pasa disimuladamente… en fin ella entro y empezó el proceso de masajes, yo estaba boca abajo y ella empezaba a soñar mi espalda  con sus mano cálidas y llenas de finos aceites, luego de media hora me dijo que me volteara para continuar por arriba y así fue, me volteé la iré y ella me sonrió y me dijo que si me sentía cómodo y le respondí que si, que no había bulla y gente caminando … ella empezó a bajar por mi abdomen y sentí como mi pene se iba poniendo duro, mi mente me estaba traicionado, estaba pensando en sexo con ella, ella se dio cuenta pero no dijo nada, así que siguió por las piernas y mi pene seguía parado y oh sorpresa, mi peña salió por la costura del medio esa costura que sirve para sacar al pene cuando quieres orinar, diablos dije, me quise sentar de la vergüenza y ella me dijo: tranquilo, déjame terminar mi trabajo, subí las manos y me tape la cara de la vergüenza pero dentro mío me gustaba la idea que me viera, ella termino y me dijo ya termine y ahora que hacemos con el, refiriéndose a mi pene que ya estaba botando líquido seminal y se escurría, yo le dije que lo sentía y que me dejara para cambiarme y ella me dijo que mi pene era lindo, un tamaño perfecto y se acercó diciendo que quería tocarlo, y aquí viene una de las mejores sensaciones que he tenido en mi vida.

Sus cálidas manos llenas de aceite agarraron mi pene y empezaron a acariciarlo y oh Dios se sentía riquísimo y le dije Petri se siente muy bien, oh delicioso Petri y ella me hacía Shhh (silencio) del mismo modo agarraba mis bolas y Las embadurnada de aceite y tomaba mi pene con mis bolas en sus dos manos cuando de pronto fuaaa! Sentí su boca comiéndose mi pene entero, así, hasta dentro, así como nos gusta A los hombres, me quise sentar de la sensación tan agradable que sentí y ella puso el brazo y me atajo para seguir echado… saco su boca de mi pene que estaba más húmedo y botando líquido seminal a montones, empezó a masturbarme mientras sacaba su lengua y pasaba a lo largo de mi pene, debajo del clase nosotros los que no estamos circuncidados tenemos un hilito ahí y ella concentró su lengua en ese hilo y era una sensación única, nunca lo había sentido así., empezó a darme más rápido, eran manadas profundas, ella se daba arcadas a propósito, quise tocarle la cabeza y me saco las manos, ella era la reina y yo solo su objeto, bajaba a chuparme las trolas una por una y luego ambas metía a su boca y jugaba con ellas luego rápidamente subía a mi grande y engullía todo el largo de mi pene, era una máquina de mamar penes, y empece a sentir esa sensación orgasmica que nace el el cerebro, baja por la columna vertebral y se concentra en mi pene para que estalle de semen… yo le dije que ya me venía pensando que ella se alejaría y dejaría que mi semen saliera por los aires pero NO!!! Ella gimió y empezó con más fuerza a masturbarme y después sentía seguramente las vibraciones de mi pene y se lo metió a la boca competa y EYACULE con tanto placer que sentía que una pierna me temblaba, eyacule abundante semen que ella se lo pasaba de frente a la garganta, eyacule en grandes proporciones que un poco de semen ya se le salía de la boca, poco a poco fue sacando su boca de mi pene y se concentró en el glande, y empezó a chuparlo, a exprimirlo, a lamerlo, su intension que era que no quedara nada de semen dentro mío, sacó su boca de mi pene y vio si había algún residuo a los costados y al parecer Petri, había encontrado y se lanzó de nuevo a chuparlo y tragarlo, ahí me miro por primera vez mientras secaba mi pene con su boca, me masturbo por última vez y lo volvió a chupar… se paró y se fue. Te espero afuera me dijo. Yo estaba mudo, preguntándome si era un sueño lo que había pasado……. me quedé echado en la camilla de masajes mirando a mi pene morirse, me levante fui al baño me lave y me cambie, al salir ella estaba en su recepción, se había asicaldado y me dijo: no digas nada, la verdad me gusto ver tu pene y me excite, sexo no vas a tener conmigo lleva esto como una bonita experiencia, no cuentes a nadie, sé que eres menor que yo pero creo que eres maduro. Le dije que no se preocupara que más bien Gracias por esa nueva sensación que me había hecho vibrar ( no es que no me hayan mamado el pene antes pero no así de esa forma) ella me dijo que la próxima vez que vaya no habrá eso y le dice que entendía. Saque mi billetera y le pague y le pregunte si le debía algo más y ella me dijo, es la tarifa de siempre, tu pagaste por masajes y masajes es lo que te cobro. Chao me dijo, me acerqué le di en beso en su mejilla llevándome el olor de su cabello y completamente relajado me reiteré… Fin…

 

Fui al baño a peinar y me di cuenta que  mi pene estaba mojado, publicaré y luego creo que regresare a masturbarme pensando en ella…

Aun visitó su salón de masajes y créanme que han pasado cosas más intensas…