0 Comments

Pase días pensando como se sentiria su lengua en mi coñito. Me avia enviado otra nota diciendo que quería conoserme y boscaba el valor de atreverme. Creo que la calentura que tenia fue lo que llevo an encotrame con el. No lograba entender el descaro que tenia de verme cara a cara despues que me lo enseño todo. Creo que mi cara estaba mas enrronecida que la de el. La cita fue humillante pero no tuvo ningún reparo para decirme que conocía un lugar donde podiamos estar solos. Una pequeña choza en medio de un bosque solitario donde me dijo “quitate las bragas” y con la falda levantada me dio el mejor orgasmo de mi vida. Fue mi primer sexo con un chico y la verdad, estar sentada sobre un cajón con las piernas abierta fue vergonzoso pero  el placer hizo que las abriera cada vez mas. También fue mi primera comida de coño y que calentura me dio que me comiera toda. Todo fue de prisa, medios desnudas y aquellos chupetazo hicieron que hasta se me salieran los orines mientras mi madre creia que estaba en un cumple años. Fueron minutos de intenso placer pero bastaron para masturbarlo y sacarle la leche que casi me callo encima. Pues aquella choza sirvió para nuestros siguientes encuentros sin perder la virginidad. Fue un acuerdo que teníamos desde el principio y por mi, que me la coma todos los días.

Answered question