0 Comments

Mi experiencia es atípica a todo lo que he leido por aqui buscando orientación. Soy hombre, tenía una hermana 8 años mayor, que siempre me  cuido, me consintió y era todo lo que considero normal entre hermanos con tanta diferencia de edad.
Recuerdo que a mis 8 o 9 participábamos en las actividades de la iglesia, a veces iba acompañado o acompañando a mi hermana, a retiros y otras actividades juveniles o infantiles; ella era parte de la organización juvenil y era importante, porque todos los niños me admiraban por tener a mi hermana como lider. Igual pasaba con los superiores. Una vez entré a un cubículo y uno de los organizadores salió de la parte de atrás de una biblioteca impresionado y acomodándose la ropa y luego salió con la misma actitud mi hermana, tendría yo 9 años, por lo que no le dí mucha importancia. En un retiro fuera de la ciudad le dieron permiso a mi hermana si yo iba; dormía conmigo, recuerdo que me desperté una madrugada no estaba en la cama. Me levante y me asome y la vi salir de la habitación de un hermano religioso. Me dijo que estaba rezando o algo así.
Una vez fue muchacho a arreglar la computadora, estábamos solos sin mis padres, la maquina estaba en su cuarto y allí se fueron los 2; en un momento cerraron la puerta, yo no estaba pendiente; al salir mi hermana tenía otra ropa puesta. Solo lo noté pero no lo cuestioné ni le pregunté nada. Ella no tenía novio conocido y ni pretendientes.
Esas situaciones que hoy me generan intrigas se repitieron muchas veces en mi infancia, pero no fue sino hasta mis 10 años que las empecé a cuestionar. Mis padres y mi hermana empezaron a tener peleas silenciosas, que las interrumpían cuando yo me acercaba; luego hospitalizaron a mi hermana casi en secreto; hoy supongo que le hicieron un aborto, que era una promiscua…
Comenzó en un viaje que hicimos en familia de noche; yo iba en el mueble de atrás con mi hermana arropados con un cobertor y dormidos. A esa edad ya tenía erecciones aunque solo era eso, no sabía masturbarme y nada de chicas. Mi hermana me abrazo por la espalda poniendome la mano en el vientre y en un momento me rozó con un dedo la cabeza de mi pene; yo sentí pero no hice nada, ella tampoco; seguía como dormida, pero cada vez bajaba mas su mano, hasta que me la tenia puesta toda sobre el pene. Además me pegó sus tetas por completo en la espalda y seguía como dormida. Hizo un movimiento como de acomodarse y me lo apreto y bajó su mano desplazandome la piel del pene, generandome un pequeño dolor, pero un placer indescriptible a la vez. Yo me seguí quedando quieto hasta que finalmente me dormí de verdad. No hablamos nada de eso, Fue como si no hubiese pasado. Pero a partir de allí, nos sentábamos a ver tv y ella me abrazaba y me hacía cariños como siempre, pero ahora siempre me estaba rozando el pene o poniéndome la mano por momentos y yo lo mantenía parado, tanto, que evitaba acercarmele cuando mis padres estaban en la casa para no tener erecciones visibles. Luego eso se nos hizo común y a veces yo mismo le llevaba la mano en juego y la acomodaba en mi pene y ella me lo apretaba, ella me decía : “cuidado nos ven…”,pero no pasábamos de eso y de sus toques, que ya no eran espontáneos y yo no me asombraban, solo me dejaban muy excitado
Esas permanentes erección me empezaban a producir dolor. Un día se metió en la mañana en mi cama yo estaba en ropa interior, empezó a hacerme cosquillas, a darme besitos y tocarme todo; los besitos empezaron a bajar a mi estómago y se convirtieron en mordisquitos y me apretaba el pene cada vez podia… en una de esas me dio un mordizco suave en el pene y le dije que ahí que me dolia… me pregunto por qué, y empezó a hablarme y sobarmelo… me hizo sacarmelo, le dije que tenia pena, y me recordó que era mi hermana mayor que siempre me había bañado y me lo habia tocado siempre, y me deje… ya lo tenia parado. Mis padres estaban en la casa, me dijo que a lo que salieron me lo vería otra vez y me dió un besito en la cabeza del pene (que me produjo una corriente en todo el cuerpo) y salió del cuarto. Al rato salieron mis padres y ella volvió a mi cuarto y me hizo desnudarme para revisarme, yo me excite solo y ella tenía una cara que no le había visto nunca; se  quitó la bata pijama  quedando en panty y el pecho desnudo; aunque la habia visto así antes esta vez la miré distinto, me gustaron sus tetas y ella al darse cuenta me agarro una mano y me dijo que se las tocara mientras ella me tocaba a mí. Me dijo que se las chupara y luego me dijo que le tocaba a ella… Fue la primera mamada que me dió y con la que la empecé a ver como una mujer, con lo que me envicié de ella como mujer. Aún no eyaculaba, me lo chupaba hasta que me dormia o nos cansábamos.
A veces se iba a dormir conmigo y era para masturbarme o enseñarme cosas. Me enseño a mamarsela, primero no me gustaba, pero me decía que si se la mamaba ella me lo hacía a mi y yo lo hacía, me enseño el 69, me masturbaba con sus tetas, despues empezó a besarme; me daba besos largos, que disfrutaba mucho, porque me sentía como un personaje de tv. Si veíamos tv y había escenas sexuales, yo la empezaba a tocar o ella a mi. Si estaban nuestros padres cerca, nos movíamos a algún sitio en las propagandas para besarnos y tocarnos rápido.
Un día me empezó a montar encima de ella desnudos y nos movíamos como si hiciéramos sexo; eso me gustaba mucho y le pedía que lo repitieramos, pero solo era cuando estabamos solo que podía. Cuando cumplí 12 años recuerdo que un día llego tomada de una fiesta y mi papa le reclamó preguntándole que con quien anda y esas cosas; hubo una pequeña discusión en la que intervino mi mamá también y ella estaba sollozando; yo estaba acostado mas no dormido, y la oí decir que se iba a dormir conmigo que era el único que la queria en esa casa y cosas así, mientras mi papa también le respondía. Al final entró al cuarto y cerró la puerta, se metió en la cama, pero se levanto y fue a bañarse y regresó en una bata casi transparente, mi papá volvió reclamarle la hora de llegada, el alcohol; ella solo dijo que quería solo dormirse que la dejaran en paz.
Entró a mi cuarto y cerró con llave (con la excusa que la regañaban). Volvió a la cama, me abrazó por la espalda, me agarro el pene que se me paró de una vez y me dijo al oído que ya lo tenía grande y rico; me giro y me empezó a besar y yo a meterle mano, se desnudo y me desnudó, me montó encima de ella y lo puso en la entrada de su vagina. Estaba excitadísima, supongo que alguno la calentó esa noche y quedó con ganas y las iba a calmar conmigo… Cuando ya lo tenia en la entrada de la vagina me dijo que empujara. Cuando se lo metí, que sentí como me pelaba el pene, sentí desmayarme del placer, ni la primera mamada fue tan divina como eso que sentía; luego ella empezo a moverse sacandolo y metiendolo. fueron como 20 minutos seguido así. Se detuvo y me dijo que me pusiera abajo que estaba cansada, cuando se lo saque me dolió un poco, pero luego se me montó arriba y se lo metió y se emepzó a mover como una loca, yo todavía no eyaculaba; estuvo cabalgándome como 20 minutos mas, hasta que ella no podía mas, yo estaba como en automático disfrutando ese placer; me hacia mamarle las tetas, que le diera nalgadas, me besaba, todo como loca; siempre me repetía que no hiciera ruido, por si mis padres se levantaban, pero supongo  que decidieron dejarla dormir tranquila. Se me retiró de encima y el pene lo tenia como irritado; le dije y lo que hizo fue chuparmelo un poco poniendole mucha saliva; se recosto a mi lado y al ratico se levanto y se puso en 4 patas y me dijo como meterselo desde atras…Fueron otros 15 o 20 minutos mas… A mi no se me bajaba la erección. Ella se durmio desnuda luego de esa ultima y al rato yo me dormí tambien.
En la mañana mi mama empezó a tocarnos la puerta porque estaba con llave; ella me despertó apurada para que me vistiera. Salimos del cuarto como si nada, mi mama hizo desayuno y no se habló del regaño de la noche, menos hablamos nosotros dos de lo que habíamos hecho; tenía 11 años. Mi vida empezó a girar alrededor de cogerme a mi hermana mayor, creo que hasta me empezó a ir mal en el colegio, no salía a jugar con mis amigos por estar pendiente de cogermela. Ella a veces llegaba de la calle y me preguntaba si estaban mis padres, si le decia que no, de una vez me besaba con lengua y nos ibamos al cuarto de ella o al mio y me cogia.
Yo creo que ella también dejó de acostarse con hombres en la calle, porque a esa edad le podia satisfascer todo lo que pedia. Nunca la cogía por menos de 10 minutos seguidos, a menos que alguien llegara.
En los viajes no dejaba nunca la cobija para irnos tocando todo el viaje. Una vez me dio una mamada cuando se durmió mi mama y en otra oportunidad me hizo meterselo en posición de cucharita, sin movernos. Esa manía la dejó cuando casi nos descubren. Mi mamá tenía un tiempo reclamandonos que no estuviesemos delante de extraños “con esa abrazadera, esa sobadera y besadera, porque no parecían cosas de hermanos”; Carolina le decía que toda la vida habíamos sido así y mami le respondía que yo no era ya un niñito y ella era un mujer. Igual no hacíamos caso, solo cuando estabamos en la calle o había un extraño y mami empezaba a hacer gesto. Esa vez se fué con una pantaloneta flexible muy corta, tanto que mi mama le reclamo, teniendo yo como 14 años; se lo acababa de meter bajo la cobija y me acababa de acomodar el pantalón, cuando mi mamá jaló la cobija dejandonos descubiertos. Carolina se puso brava y le dijo casi gritado: “coño mamá, ¿ que crees, que Carlitos me está cojiendo aqui?”. Mi papá se puso bravo, y hubo una discusión entre los 3 en la que no participé; pero desde esa vez dejó Carolina de ser tan audaz en el carro.
Conmigo tuvo su primera relación anal; me dijo que quería probarlo y lo hacíamos de ve en cuando; ella lloraba del dolor pero si le gustaba porque me pedía repetirlo. Lo hice todo con ella y ella conmigo; nos bañabamos juntos, nos cupabamos todo… eramos como marido y mujer.
A los 13 años tuve mi primera eyaculación, se lo eché adentro y ella se asustó. No hubo embarazo y realmente no nos cuidabamos, a veces cuando ella me acordaba se lo echaba afuera como me enseño; luego hicimos la practica de acabarle por detrás, cuando iba a eyacular se lo sacaba de la vagina y se lo metia por el ano y le acababa, para mi era mas divino porque encontraba el ano mas cerrado y me estimulaba mas; esto no lo he podido practicar con mis otras parejas porque les duele cuando lo saco y lo intento meter rapido por detrás.
Desde esa edad fue que empezó mi mama a reclamarnos que nos mantuvieramos tocandonos, como decía. Carolina le hacía comparaciones con amistades que los hijos vivían peleando; yo supongo que alguna sospecha tenía, porque empezó a no dejar que durmieramos juntos, eso desde una vez que amanecims con la puerta con llave; Carolina le dijo que la cerraba por costumbre. Nos reclamaba que miraramos la televisión abrazados, que estuviese sin camisa o saliera en interiores a la cocina como hacia a veces y mi hermana en pantaleta y sosten. Mi papa no decía nada, pero ella algo le decía su intuición de madre. Siempre fuimos muy cuidadosos y nunca pudo ver nada concluyente, solo estuvo cerca de pillarnos, pero nada que no pudiesemos justificar como cariño de hermanos.
Ella no volvió a tener novio hasta que tuve 15 años, ella 23 mas o menos, y me dijo que debíamos terminar lo que teníamos. Yo lo acepte porque su novio era muy buena gente conmigo; pero seguimos haciendolo ya no tan seguido; a veces le decía que tenia a ganas y ella aceptaba acostarse conmigo; al principio del noviazgo ella también me pedía tener sexo en alguna oportunidad. Se casó con él a los 25 años y nos hicimos una despedida de sexo completo y hasta lloramos prometiendonos no hacerlo nunca mas… solo resitimos un año. Luego tuvo a mi sobrina y desde alli no pudimos mas que darnos besos o medio manosearnos cuando estábamos solos y era como por cariño.
Una vez preguntó si yo le haría a su hija lo mismo que ella me hizo; le dije que si, porque para mi había sido una suerte disfrutar del sexo tan joven; según le contó su esposo, él fue virgen hasta los 19 y le decía que sentía un vacío por no haber experimentado el sexo mas joven… y ella me decía que era cierto.
Cuando la niña cumplió 9 años la empecé a tocar y excitarla; ya le gusta y se deja; tiene 12 años hoy.
Mi mamá murió hace 4 años sin saber nada de esto. Carolina murió hace 2 años de cancer; cuando ya estaba diagnosticada un dia me pregunto si le estaba haciendo algo a la niña y le confesé que si; pero que solo la tocaba y la hacía disfrutar para que fuera feliz como yo era gracias a ella. No me reclamo ni se molesto. Solo me dijo que no la dejar promiscuirse ni la embarazara; que cuidara de los muchachos que solo buscan aprovecharse, como le hicieron muchos a ella.
La niña esta muy pegada a mi desde que se fue su mama. Su papá lo ve con agrado. Va y se queda en la casa conmigo y mi papa, y duerme igual que lo hacia su mama conmigo. Hasta ahora solo le hecho sexo oral y ella a mi. A veces mas que por placer creo que es por venganza, porque al final no tuve ni infancia ni adolescencia normal gracias a mi hermana que tanto extraño.

Answered question