Esto nunca ha sido fácil, tengo un pene pequeño, siempre he sentido una gran pena por mi pene.
Desde que recuerdo que siento deseos sexuales me di cuenta del tamaño diminuto de mi pene, recuerdo que cuando era niño comia chetos, en ese tiempo de “Jacks Nacks” y pensaba que ese ere el mismo tamaño de mi amigo.
Ya con el tiempo me desarrollé pero mi pene seguia pareciendo el de un tierno niño de 10 años. A los 10 no me importaba eso, a esa edad uno es un niño y no piensa en esas cosas, por lo menos no tanto, pero a los 13-14 las preguntas empiezan y uno se pregunta; ¿bueno y esto fue lo qué me tocó a mí?
Bueno como a los 13 con una amiga del colegio luego de clases, en mi cuarto jugamos y llegamos a tener algo de penetración, sin embargo ella nunca supo que lo tenía adentro; lo supé porque me lo preguntó, me dijo ¿oye ya lo metiste? y yo ya estava que me venia, no pude terminar de la “pena”
Sin embargo a los 16 otra vez lo intenté con mi novia de ese momento, no fue fácil vencer el miedo, pero el colmo y el crimen mas grande del ironismo es que lo que no me dio en pene me lo dio en arrechera, porque de eso si tengo y mucho. Entonces volviendo al tema, esa vez vi la cara de desepción se mi compañera cuando lo vio, sin embargo lo pude lograr o lo pudimos lograr, mas por esfuerzo de ella que por el mio que fue muy grande. el esfuerzo.
Este fue comenzando mi vida sexual, ahora tengo 30 años tuve dos relaciones duraderas y tambien lo asocio con ese problema, duraron tanto porque no puedo conseguie fácil una pareja duradera, nadie se amaña con ese chito. A mis 30 me aterra tener relaciones sexuales, no creo llenar las espectativas ni otros espacios de ninguna mujer, evito y nunca busco relacionarme con mujeres, me gustan y me calientan pero cuando pienso en que puede pasar algo más, todo para y no me preocupo por avanzar, ni en amistad ni en nada.
Igual tengo que eyacular y saciar ese deseo natural que me cuelga en las bolas, para eso me masturbo 2 o 3 veces a la semana , veo videos porno pero no es tan divertido despúes de mucho hacerlo.
Esta es mi confesión, un saludo para todos los vergones suertudos y para todas las chicas que disfrutan de una buena chota, o chicos, o lo que sea…

Answered question