0 Comments

Uff aún me acuerdo de ese día y puedo sentir como empiezo a mojar me toda.

Era una cita a ciegas, si, un poco antiguo pero pues una amiga me dijo para presentarme a su amigo y yo accedí. Acordamos vernos en el centro de montevideo. Fui preparada para lo que suceda; me puse ropa interior blanca de encaje y portaligas, anteriormente habíamos echo unas llamadas con el (marco) y me había comentado que era masajista que si quería podía hacerme unos masajes a lo que yo le advertí que solo iríamos a tomar un café.  Pues, así fue, llegue al lugar del encuentro, un hombre de 38 años yo 20, no era atractivo pero era robusto y eso era lo que me gustaba. Charlamos un rató largo Hasta que me pregunto si quería los masajes, a lo que accedí sin pensarlo. Fuimos a un hotel cercano entramos y empezó a hacerme masajes primero con ropa interior. Me masajeaba tan bien que empeze a excitarme cada vez más,  me pidió que me quite el sostén y lo hice y empezó a masajear mis pechos así Hasta quedarme completamente desnuda. Siguio con masajes eroticos tocando mi vagina y pidiéndome permiso para meter sus dedos dentro de mi. Accedí a cada permiso que el me pedia, hasta que yo le pedí porfavor que me de su pene que no aguantaba más y ese pene era tan grande y grueso que me hizo gritar y gemir como nunca antes.. terminamos los dos en un rico orgasmo y nunca más nos volvimos a ver

Answered question