Ya habíamos intercambiados ideas, fantasías por email y chateando logrando una muy buena química y excitación, cada vez que nos conseguíamos en el Messenger terminábamos muy calientes y hasta masturbándonos, jamás usamos cam u fotos calientes, las conversaciones comenzaban normales y siempre terminaban de alto voltaje, eso nos gustaba, lo disfrutábamos.
Ya era evidente que debíamos vernos y estar piel con piel, vivíamos a una distancia de unos 200 km. Y debíamos acelerar los pasos porque el (en arte Walter) debía viajar a USA para quedarse unos seis meses, escoger el lugar de encuentro era algo importante, el casado y conocido en su ciudad, decidí que viniera a mi casa, del resto vivo solo y no es nada sospechoso que un amigo me visite aunque sea por razones de negocio, así fue.
No encontramos en una cafetería, nos presentamos y conversamos como dos viejos amigos, después de haber tomado café nos dirigimos a mi apartamento en un solo carro.
Llegados al apartamento me dijo que le había costado un poco la decision real de estar frente a frente, ahora era muy diferente que estar ante un monitor masturbándose excitadísimo, era su primera experiencia real con otro hombre. Tomo asiento en el sofá mientras que yo puse un fondo musical , mi ventanal es con vista al mar, así que Walter se levanto para disfrutar del paisaje tan bello en horas de la tarde, sabía que tomar la iniciativa era tarea mía, por ya tener unas experiencias en estos affaires, así que me pareció el momento muy propicio, me le acerque por detrás y le hice sentir mi pene ya duro en sus glúteos al momento que le metí la mano sobre su pene ya duro, lo sentí gozar así que trate de abrir sus pantalones para sacar ese pene que sentía crecer en mis manos, imprimí mas presión en sus glúteos y vi que le gusto mucho sentir mi pene, me correspondió haciendo más presión, ninguna palabra solo una exclamación………..que rico se siente, si sentimos muy rico los dos, pero piel con piel ahora!
Me dejo que lo desnudara , al mismo tiempo el lo hacía conmigo así quedamos totalmente desnudos el uno frente al otro mirándonos con cierto morbo y deseo, nos abrazamos, unimos nuestros cuerpos, comenzamos a jugar con nuestros penes, nos excitamos mucho, los cuerpos ya estaban muy calientes tome su pene en mis manos y comencé a masturbarlo, con la otra mano le acariciaba los testículos, vi como estaba disfrutando , hiso lo mismo con mi pene me gusto mucho su mano tan suave y delicada, sus movimientos que me excitaban más de lo debido .

Fuimos hasta el sofá , sin dejar su pene me puse de rodilla y pase mi lengua en su glande ya húmedo hasta introducirlo en mi boca , jugando con sus bolas y pasándole mis dedos por el ano sentía como apretaba sus nalgas cada vez que ponía el dedo en su culito virgen y se lo aguantaba moviendo sus nalgas tan suaves y depiladas, ya teníamos que buscar la cama para poder disfrutar cómodamente, además ya Walter había superado toda pena, y su pene pedía mas y mas placer así como todo su cuerpo , nos fuimos al cuarto y me pidió que se lo diera en su boca deseaba mamar mi pene ………adelante es todo tuyo , úsalo como deseas y disfrútalo hasta sacarle toda la lechita caliente, después de algunas caricias y pasarle su lengua por mi mene se lo fue metiendo en la boca y su lengua la note tan suelta en esa práctica que quede tan entusiasta por cómo me lo chupaba.

ambos nos derretíamos de placer, así que no me resistí y le murmure que haríamos un 69 por no desperdiciar su pene que quería tenerlo en mi boca, en esta nueva posición le dije que por favor hiciera lo mismo que yo con su culo, el me lo hiciera al mío, desempeño un rol estelar tanto en mamadas como en estimular mi ano y meterme los dedos dentro de mi agujero y en el suyo ya estábamos tan calientes que solo decíamos frases a media y suspiros de placer, entre tan ardiente placer nos tocamos y acariciamos por cada parte de nuestro cuerpo, hasta que no logre contenerme y me vine en su boca, sentí que soltaba, pero delirando de placer le dije nooo me lo saques , me gusta venirme completo dentro de tu boca ,así lo hare yo con tu leche ……….

Pero ya sentí, sin darme tiempo venirse completo en mi boca también , suspiros de placer y estremecidos nos acurrucamos , quedamos unos diez minutos para reponernos y cambiar de posición secándonos la leche derramada, nos miramos con un gesto de complacencia mutua y satisfechos, nos pusimos en cama , comentando todo lo que habíamos disfrutado siempre estando con

nuestros cuerpos unidos, piel a piel pene con pene frotándolos como niños con juguetes nuevos, No llegamos a sexo ana,l Walter me dijo: eso lo dejamos para cuando regrese de USA, pero si deseo hacerlo también , ya sentí lo rico que es sentir tus dedos dentro de mi ano , el placer es muy grande y no pude controlar mi eyaculación, me excite demasiado concluyo.
Sonriendo le dije: Tus deseos son órdenes para mí, así es también para mí, me contesto.