Charles18py (anónimo)

Luego de lo sucedido no podiamos ni mirarnos a los ojos, aquella noche de excesos y descontrol quizas habia llegado muy lejos pense, pero en el fondo algo me decia que si el me dejo llegar tan lejos, no era solo yo el que tenia ciertas dudas, me di cuenta que podia disfrutar de muchas otras formas, ese acto abrio un nuevo mundo para mi, sere gay pensé, miraba a cada hombre como un candidato sexual, sin embargo no lo veía de manera atractiva ni sexual, que habia cambiado? No podia sacar esa duda de mi cabeza.. el placer de disfrutar de su cuerpo como hombre, tenia que saber que mas habia, entonces esa noche sin mucho lio lo invite a casa a beber y escuchar musica como cualquier dia, como si nada de lo anterior hubiera pasado, pero supuse que si el sentía alguna disconformidad me lo hubiese echo saber, en ese momento vi su cuerpo relajado tan masculino en mi sofa, no lo vi como una pareja sino como una oportunidad de satisfacerme, sin ningun bello en el pecho solo sus piernas musculosas y su bulto voluminoso retandome a probar algo nuevo, en ese momento estabamos ligeramente entonados, nada que no pudieramos controlar pero ese impulso de ir hacia lo prohibido estaba presente,  y sabia que el queria lo mismo, no necesitabamos estar tan ebrios para admitirlo, solo estar a solas, entonces recorri sus piernas con mi mano hasta su gran bulto, era absolutamente como me lo imaginaba, duro suave y caliente, queria dejarme llevar por la emoción y restregarlo en mi rostro, como si nada mas importara, se la pele completa y sin mirarle a los ojos hice lo que mi instinto me decia, me deje llevar y vaya que a el le encantaba,  el climax llego cuando el no podia mas y me sostuvo de los hombros y me dijo que necesitaba algo mas, sin tomar problema le mire a los ojos y le dije que en este punto no habia retorno y que podia hacerme suyo, sin duda alguna estaba pasandolo mejor que nunca,  esto era distinto pero no tan emocionante como el momento en el que el desidio poseerme, hacerme su hembra, jamas senti algo asi pero habia llegado tan lejos como para echarme atras que cerre los ojos y fui yo por un momento, si todo su cuerpo embistiendome con fuerza,  ese dolor que sentí fue su verga pasando a través de mi ano y sin embargo me gustaba mucho me dolia pero estaba seguro que no queria que me la sacara sino hasta que senti esa explosión adentro mio de plaser y lujuria en donde chorreaban los fuidos y yo me sentia como aquel objeto sexual que todos anelamos, y mas alla de aquello podia sentir su pene adentro mio saliendo y entrando ese era yo la puta de mi mejor amigo, donde sodomizaba a su gusto y donde eventualmente ibamos a conocer cada rincon del plaser humano sin ningun prejuicio. Alli fue donde me entregue totalmente a el