Yo de camino a mi casa simplemente quería tratar de limpiar mi conciencia de lo que había acabado de suceder, pero fue imposible.

La manera como me penetraba brutalmente, me encantó. 🙁 pero solo pensé en mi novio y oh por Dios. Cuando llegue a mi casa, este individuo que me había acabado de coger bien delicioso solo me escribió: SE QUE ESTAS NERVIOSA PERO NO LE METAS MENTE AL ASUNTO… YO NO DIRÉ NADA.

Realmente las palabras que mas rondaban por mi mente eran las de volver a repetir un encuentro como este y hacerlo llegar, pero mi curiosidad y las ganas que le gane a este hombre no me dejaron en paz. VOLVÍ A LOS 3 DÍAS, Y NO SOLO ME METÍ A LA BOCA DEL LOBO… DORMÍ CON EL TAMBIÉN.

Llegue a su casa por la tarde y su manera de saludarme fue: Hoy si vas a decirme algo aparte de hola?… Los nervios se me prendieron porque realmente su mirada es muy intimidante y solo respondí: quizaaaa.

Hablamos de todo un poco (con algo de miedo de lo que me fuera a hacer… SI TENIA MIEDO Y ESTABA EXCITADA A LA VEZ) y después de comer fuimos a su cuarto a claramente continuar con lo que le debía.

esta vez fue el quien con cariño comenzó a acariciar mi abdomen y a subir su mano por mi pecho y agarrar uno de mis senos (no grandes, no muy pequeños) y apretar mis pezones y mirarme con malicia, gemí de una manera que nunca en la vida lo había hecho y no sabía porque.

me quito la ropa el y se desnudo, se puso el condón y empezó a rozar su miembro erecto (se veía mas grande que el otro día) con mi vagina húmeda y a meter la punta y sacarla como amagando y me penetro fuerte después de hacer eso como 4 veces. se acostó sobre mi y empezó a moverse, yo solo disfrutaba mientras aruñaba su espalda, emoción que no duro mucho hasta que agarro de nuevo mis manos como la otra noche. NO TE VOY A DEJAR QUE HAGAS ESO 🙁 duras palabras… pero como aun seguía acostado sobre mi pude morder su cuello… eso creo que prendió la noche.

me soltó y me dijo que me pusiera en 4… cosa que hice sin pensarlo 2 veces, me pego una nalgada y comenzó a penetrarme duro, sus embestidas eran demasiado fuertes, ricas, las piernas y brazos me temblaban asi que tuve que poner mi cara y pecho contra la cama para poder seguir, pero entonces paro justo cuando estaba por venirme para decirme con una voz dura ASÍ NO, PONTE EN 4.

como es que le hacia caso? NO LO SE, YO QUERÍA MÁS… eso tuve

La noche fue larga y sus ordenes no paraban.

me vine? si, muchas veces

Lo hice venir? CLARO, SI NO NUNCA ME HUBIERA SOLTADO.

se volverá a repetir? eso lo veremos luego