0 Comments

Me a causado curiosidad las confesiones que hablan del tamaño, del buen sexo y claro porque no y aplica de hacer el amor con alguien y quedar satisfecho, Que le guste y se sienta comodo.  Les cuento mi historia, les va a causar risa, seguramente.
Trabajo en una compañia que tiene varias sucursales a lo largo del país.  Tengo un buen puesto y contacto frecuente con cada una de esas sucursales. A unas voy esporadicamente y a otras ni las conozco.      De esas que no conozco, empece a tener mucho contacto con una chica Angelica telefonicamente , y me encantaba su voz dulce y tierna. Una chica muy suave muy querida que me genero mucho interes en conocer mas de ella.    Le pregunte a compañeros mios que viajaban y me la describian como una gordita muy agradable y linda persona.        He sido muy perro, pero estaba mamado ya de tanta vieja, vacia, interesada, rumbera, hasta toma tragos, materialistas y hasta igual de libertinas como yo.   No encontraba interes en ellas y caí como en un circulo vicioso de las mismas viejas, sabiendo que eran una zungas completas.    Viejas que cuadraba con una rumba y al motel, algunas de ellas con una experiencia que ni les digo.       Una de ellas en particular un polvazo, oral, posiciones, largooooooo!!!! Anal…. y muy curioso que me presionaba la parte baja de la ingle para que aguantara un poco más y muchas cosas más  que ya rayan en lo vulgar, pero aún así estaba como encoñandome, hasta un día que me saco el culo y me di cuenta que andaba con otro man en las mismas.    Ya estaba mamado de esos planes y esas viejas y queria algo firme con una niña bien.
Volviendo a mi compañera, por las cosas de trabajo seguiamos hablandonos hasta que un fin de semana por alguna razón, terminamos con unos chat de wasap largos, contando cosas personales , los cuales fueron haciendose cada día mas intensos, hasta que llegamos al punto de cosas muy intimas de como nos gustaba que nos llegaran o entraran en calor, y me -nos- mandabamos unas fotos muy “especiales” sin desnudos y cosas vulgares y yo la veia muy linda, una cara divina. Hablaba con ella por telefono y terminaba enfermo de la arrechera, hasta que un dia se calento tanto el problema que le insinue en que , o venia ella a la ciudad o me tocaria ir en un fin de semana a conocerla y comermela por que ya no aguanta más el tema.    Ella le dio mas cuerda al tema , hasta que cuadre un viaje con la empresa y me fui a conocerla.           Que sorpresa, una gordita – un poco bien gordita- si con una cara divina, un angel de persona, y un Culo simplemente enorme.     Nos saludamos con una familiaridad y un andeneado excitante, senti que me venia a chorritos de la emoción.  Cuadramos salir a comer algo en la noche, me asegure de quedarme en un hotel, bien, en un sector bien de la ciudad para llevarla y consumar mi arrechera.    Nos pusimos una cita en un restaurante y cuando la vi llegar , de lejos, dude en si era capaz de cambiar, la ternura con la que la veía por la arrechera acumulada de casi un mes que llevamos Sexteando.  A medida que ibamos hablando, nos reiamos y empezamos a conocernos pero el tema de la Arrechera “Cero pollitos” me invito a bailar y fue ella la que empezo a besarme y no sabia que hacer.   Pucha, me habia hecho a la idea de una niña totalmente diferente – que guevonada pensar que queria que fuera igual a una de esas zungas con las que andaba!!!! Pucha!!-  Bailamos, bailamos como que ya entramos en calor y fue ella la que se despacho con que quería que fueramos al hotel y que queria estar conmigo. Llegamos a la habitación y ella me lleno con besos yo trate de empezarla a desvestirla y nos metimos en la cama de una forma tierna como nunca lo habia hecho, besos mas besos, me despache con besarle las tetas y le mande la lengua a su panocha afeitadita lisa esponjadita, deliciosa y ella perdio el control me pidio que la clavara y me di cuenta como si fuera su primera vez asi con intensidad, asi estuvimos varias veces en la noche, ella se quedo el fin de semana conmigo y cada vez sentia más en que me habia equivocado al elegir estar con una niña sana y no en desear estar con una zunga de esas con las que andaba.    Habia algo que no cuadraba, pense la cague en venir por aca , a que?
Ya en la casa, me quede pensando en un sin sabor de que en medio de todo, de curar la arrechera, pues no me había sentido así con ninguno de los ratos como si hubiese sido un polvazo alguno de ellos. Me explico, para mi como hombre, hay eyaculacuiones en que uno siente que es un chorro fuerte con presión y que uno siente que se le destiemplan los dientes de la fuerza como sale. No importa el número de polvo.  No tuvimos por parte de ella oral, no hubo mamadita que me encanta como lo hace una de mis amigas zungas, y habia algo que faltaba.                               Seguimos hablando sin caer en lo cursi y sexteando a tal punto, que me fue sincera en decirme que ella no es que “hubiese” tenido muchos “amigos” y que no era muy fresca en darlo por darlo.      Me conto que le habia gustado y que le gustaría hacer, pero que fuera algo serio y no por pasar el tiempo.
No habia pasado un mes de nuestro encuentro y ella cuadro para venir a la ciudad, lo mismo un hotel bien para llevarla y fuimos a un plan de esos de pareja en que hay tarde de masajes antiestress, baños relajantes y plan sano como para no salir del hotel.     Ese dia pude ver bien en vestido de baño que si era una gordita pero era firme, con cinturita y con un angel y una cara divina que su sonrisa todo lo pagaba.              En la primera faena ya solto un poco y me ha pegado una mamada que primero fue con chupadita de guevas y muchos besos que senti que se me aflojaron las piernas, fue muy tierno y muy intenso, nos acomodamos varias veces buscando placer en algunas posiciones en que todo el tiempo podia tener su boca y sus tetas a la mano y poder besarla y chuparselas hasta el cansancio.        Claro que mejoraron los polvos, pero en una de esas, trate de clavarla anal y me dijo que no estaba preparada que nunca lo habia hecho y que dejaramos para despues.    ME dio pena, que pensaria de mi y fuimos mejorando, mejorando hasta el dia de hoy – algo más de un año- en que ya extraño a mi gordita y la deseo cada dia más.
Tiene razon la Negra Rocio en su cuento, que pasar de “Tirar” como decimos vulgarmente a “Hacer el amor o tener sexo con sentimiento” es muy diferente.   Ya se como hacer venir a Angelica, ya identifico como, cuando se viene, como la hago vibrar y disfrutar.   Y claro ella ya sabe como encender esa polvora que hay en mi.   No hay un solo polvo en que no nos reimos o hablamos y nos divertimos, no hay uno solo.     No hay uno solo en que al terminar no nos abracemos y nos demos besos apasionados despues.   Algunos señores les parecera una maricada, pero creanmelo , estaba hastiado de esas viejas vacias que igual que yo solo querian pasar un buen rato, un buen polvo.    Y si algunas mujeres se refieren a lo que quieren de un buen polvo o hacer el amor o tener sexo, porque uno de hombre no es capaz de decirlo, porque No?

Answered question