0 Comments

Me encanta el cuento de ponerme caliente en el trabajo, sin que nadie lo note y uno en la oficina con la verga bien caliente y parada imaginando a alguien al otro lado de la pantalla o dispositivo móvil, en una ocasión una amiga me empezó a hablar y a enviarme fotos y vídeos y yo en plena reunión, no podía evitar dejar de ver sus fotos y vídeos y responderle lo rica que estaba y una secretaria me miraba con una cara de morbo, muy seguramente se dio cuenta en las que yo estaba oh noto que ya la tenia parada.  Si alguna mujer le gusta el sexting escríbame juank_paisa@hotmail.com.

Asked question