Dicen que no todo es sexo, pero el sexo oral me lo daba todo. Parte 1.

Todos anhelan la famosa chupadita, excusas existen muchas para pedir que te la chupen o te lo chupen, lo que sí es cierto, es que si sabes hacerlo bien, encacorras y manipulas.

Aprendí a hacer sexo oral cuando perdí la virginidad, con aquel chico guapo del que les hablare después, la clave del sexo oral esta en no dejar la lengua quieta, identificar los gestos de satisfacción y agrado para prolongar el mismo movimiento unos minutos más, esconder los dientes y proyectar seguridad. Entre más seguro seas y te sientas, mejor se va sentir nuestra pareja, darás la impresión de saber lo que haces. Un buen oral no lo tiene cualquiera y quien me lo otorgue, tiene el cielo; me encanta sentir su lengüita dándole vueltas a mi clítoris y explorando la continua piel rosa impermeable que compone mi hermosa vagina.

¿Saben que es lo curioso?, se unen dos zonas erógenas, particularmente asociadas por una misma razón: la hipersensibilidad y la prolongada duración de sensación. Noten que la duración de las sensaciones no es la misma en todo el cuerpo, antes es más, el cuerpo se acostumbra a las sensaciones, o ¿Acaso usted siente el caucho de sus medias todo el día?. Los músculos de los labios y las zonas erógenas tienen una particularidad y es que prolongan las sensaciones: – Cuando terminas de besar, continúas con los ojos cerrados por unos segundos, porque aún estas sintiendo el beso-. Lo mismo pasa con el sexo oral, finaliza y aún lo sentimos. Ahora, súmale a esa sensación, las propiedades antidepresivas que suministra la ingesta de fluidos. Es decir hacerlo y que te lo hagan te lleva a otro plano espiritual, si cabe mencionar esa palabra aquí.

Fiascos he experimentado muchos, alguna vez salía con un chico más bajo que yo; detestaba esa característica, pero el sexo con él era exquisito; ¡hasta que me la chupo!, tomo mi clítoris como cepillo dental, yo intentaba correr su cabeza, pero en medio de la emoción él movía su lengua con más fuerza, finalmente termine deteniendo el sexo; después de esa aterradora lengua, no quería volver a saber de sexo oral en mi vida.

Mis orales no fueron perfectos desde el comienzo, inicialmente metía los dientes, porque no sabía que les incomodaba, también recuerdo que alguna vez tratando de hacer el momento un poco diferente, intenté meter mi lengua por el orificio del pene, pero aquel amable chico, pregunto: ¿Me lo vas a abrir en dos o me lo vas a chupar?, comprendí completamente lo que me quería decir: Maldita, deja de tratar de llegar a mi vejiga y dedicarte a chuparme el pene.

Superados todos los fiascos, me dedique a crear mi estilo, no todos los penes y no todas las vaginas se chupan igual, depende mucho de su anatomía, no todos los penes o vaginas son iguales y no a todas las personas les gusta lo mismo. Chupe tantos penes como pude para aprender y lo logre.

Estaba feliz porque al fin había aprendido a chuparla, hasta que tuve mi primera relación lésbica arrechoamorosa. Jamás se la había chupado a una mujer, primeramente me daba asco, ella siempre estaba súper húmeda y yo no quería tragarme su flujo, luego entendido la ciencia del asunto y me empezó a gustar. En mi afán por no tragarme lo que ella lubricaba, descubrí que el espíritu del oral esta en el clítoris, así que lo que hacía era estimular el clítoris con mi lengua, de las más delicadas y curiosas formas que los videos porno me enseñaban y con mis dedos la masturbaba; ella siempre llegaba de esa forma, al igual que todas las chicas con las que fornique.

¿Saben que es lindo después de dar un buen oral?, la sumisión de acción que tienen las parejas complacidas, ante la inexplicable felicidad que sentimos después de llegar. Así conseguía ropa, comida, dinero y joyas. Si usted desea pedir algo difícil de aceptar para su pareja, solo tiene que pedirlo exactamente después del orgasmo que produce el sexo oral, era la forma que usaba para pedir tríos a mis parejas.

Dicen que no todo es sexo, pero el sexo oral me lo daba todo.

 

Espera el próximo capitulo la próxima semana, por el momento sígueme en mis redes sociales, para que puedas estar pendiente de muchos más artículos y novedades sexuales.

Facebook: http://www.facebook.com/ lincyacosta92

Twitter:  https://twitter.com/LincyAcosta

Instagram:  http://instagram.com/lincyacosta

12 Comentarios

  1. yo nunca le he hecho un oral a un chico, aunque me lo pidió, en parte me daba miedo lastimarle o algo parecido.

  2. Me encanta como escribes…
    Tus artículos son increíbles & algún día me encantaría tener las mismas experiencias que públicas !!!!

  3. Superrr! me encanta tu pagina, tu facebook y todooooo lo que publicas es excelente! muchos éxitos querida! desde cali :*

  4. Superrr! me encanta tu pagina, tu facebook y todooooo lo que publicas es excelente! muchos éxitos querida! desde cali

  5. Wow es excelente!

  6. gracias por tan grandes concejos y a la espera de la con tinuacion de este tema que muy pocas sabemos manejar pero que nos interesa mucho EL SEXO ORAL…

  7. Muy interesante sus aportes , le agradezco.

  8. Me encantan tus textos he leído y releído todos y cada uno saludos

  9. De la practica se da la experiencia, me encanto

  10. Me encanta tu pagina es muy educativa… Muchas gracias por tanta información y lo que estas escribiendo es muy bueno.

  11. Cuando mi amiga consiente y le gusta el sexo oral, y se lo he practicado de tal forma como lo has descrito en tu texto, es como estar ella al borde del cielo y al mismo tiempo te arrastra con ella. Es una sensación extremadamente excitante para un hombre lograr orgasmos en ellas con sexo oral. Aplíquenlo y ambos quedaran satisfechos.

  12. excelemtes gracias por esas orientaciones unbeso para usted

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.