Libro: La pareja multiorgásmica.

Introducción.

Por más chocante que para muchos resulte oírlo, tanto las mujeres como los hombres pueden tener múltiples orgasmos. En este libro, tu pareja y tú aprenderéis a experimentar múltiples orgasmos en todo el cuerpo. No obstante, esto no pasa de ser el principio de los conocimientos sexuales que exponemos. Cuando tu pareja y tú seáis multiorgásmicos, ambos experimentaréis mucho más placer individualmente. También podréis armonizar vuestras necesidades sexuales y alcanzar juntos niveles de intimidad y éxtasis mucho más satisfactorios.

Orgasmos múltiples para todos los hombres

Pocos son los que saben que los hombres pueden tener múltiples orgasmos. Aunque este hecho ha sido reconocido en Oriente durante miles de años y ha sido confirmado en Occidente por las investigaciones llevadas a cabo por Alfred Kinsey y otros desde la década de los cuarenta’, aún sorprende a muchos hombres y mujeres.

En nuestra anterior obra, E! hombre multiorgásmico, analizamos las pruebas científicas más recientes y presentamos las antiguas técnicas para ayudar a los hombres a convertirse en multiorgásmicos. Tratamos de ofrecer a los hombres un manual que les permita experimentar su sexualidad de una manera más sana y satisfactoria. En la presente obra, intentamos dar a las parejas una guía, o lo que los taoístas llaman un «libro de cabecera», para ampliar la capacidad de ambos, hombre y mujer, de experimentar placer, salud e intimidad.

Orgasmos múltiples para todas las mujeres

El hecho de que las mujeres pueden tener múltiples orgasmos es bien conocido; no obstante, más del 50 por 100 de las mujeres nunca han tenido orgasmos múltiples o no tienen orgasmos regularmente. En este libro enseñaremos a todas las mujeres a convertirse en multiorgásmicas, y a las que ya son multiorgásmicas les enseñaremos a expandir e intensificar sus orgasmos.

Armonizar el deseo sexual

Cuando ambos miembros de la pareja son multiorgásmicos, el coito les permite alcanzar juntos muchas cumbres de placer orgásmico. Otro elemento igualmente importante es que el hecho de ser multiorgásmicos permite a hombres y mujeres armonizar sus ritmos y deseos, que a menudo son diferentes, para poder tener una vida amorosa profundamente íntima y satisfactoria.

Pero el placer sensual, a pesar de lo exquisito y agradable que puede ser, sólo es el principio.

Salud física, intimidad emocional y crecimiento espiritual

Este libro, basado en miles de años de conocimiento sexual, muestra a las parejas cómo usar su energía sexual para cultivar los demás aspectos de su relación, entre los que se cuentan la salud física, la proximidad emocional e incluso el desarrollo espiritual. En el mundo moderno estamos fragmentados: hemos separado los genitales del resto de nuestro cuerpo, y el cuerpo del espíritu. En este libro mostraremos a las parejas cómo volver a reunir las piezas para permitirles alcanzar niveles de salud, intimidad y unión espiritual cuya existencia pasa desapercibida para la mayoría.

La pérdida de la sabiduría sexual

En el mundo moderno hemos perdido la sabiduría sexual. Vivimos tiempos de gran libertad sexual, pero también de gran confusión en esta área de la vida. Vemos que la sexualidad se emplea por doquier para producirnos excitación, pero sigue estando muy vinculada con la vergüenza. Muchos de los lectores pueden sentirse avergonzados por el simple hecho de abrir un libro sobre sexualidad (¡que habla ni más ni menos que de múltiples orgasmos!) en una librería. Esto es muy comprensible si tenemos en cuenta que la mayoría de nuestras iglesias, sinagogas, mezquitas y templos miran el sexo a través de la estrecha lente del miedo y del tnoralismo. La mayoría nos sentimos ansiosos, cuando no abiertamente avergonzados, a la hora de abordar deseos y necesidades sexuales.

Incluso a las personas con actitudes «sanas» hacia el sexo les resulta difícil hablar a sus parejas de sus deseos sexuales. Puede que no tengamos mucho problema para decir a nuestra pareja dónde frotarnos el hombro, pero solemos mostrarnos más reticentes a la hora de decirle dónde frotar nuestras «partes íntimas». Un elemento importante para superar las vergüenzas que nos restringen reside en aprender que la sexualidad es algo natural, y en descubrir una visión más sana y holística de la misma.

Descubrir la sabiduría sexual

En este libro presentamos la sabiduría sexual de la tradición taoísta (doaísta). Originalmente, los taoístas eran un grupo de buscadores de la antigua China (hacia el año 500 a. C.) dedicados a comprender la salud y la espiritualidad. En la presente obra llamaremos a la tradición sexual taoísta «amor sanador», ya que los taoístas consideraban que el coito era una poderosa manera de sanarnos y de sanar a nuestra pareja. También recibía el nombre de «Kung Fu sexual». Kung Fu significa simplemente «práctica»; por lo tanto, Kung Fu sexual no significa otra cosa que «práctica sexual». (Puedes estar tranquilo; no te va a tocar romper ladrillos con la frente ni tendrás que practicar el karate con tu pareja en la cama).

El sexo está vinculado con la salud

Los taoístas eran médicos, y el bienestar corporal en general les preocupaba tanto como el placer sexual. Para los taoístas de entonces y de ahora, el sexo está relacionado con la salud, no con la moralidad.

Los taoístas investigaron con detenimiento el poder curativo del coito. Además de administrar pildoras a sus pacientes, los médicos taoístas solían recetarles hacer el amor en diversas posiciones para ayudarles a curarse de sus enfermedades.

Las prácticas sexuales taoístas —o, como les llamaremos en este libro, el amor sanador— comenzaron como una rama de la medicina china, ya que se entendía que una vida sexual activa es parte esencial de la salud y de la longevidad. En estudios realizados sobre grupos de la tercera edad, la medicina moderna ha confirmado recientemente que el sexo es un factor de vital importancia para conservar nuestra salud a largo plazo.

Entre los primeros taoístas, el sexo era una ciencia seria que debía ser estudiada y comprendida como cualquier otra rama de la medicina. Los taoístas eran una especie de protosexólogos, los precursores de Masters y Johnsons, por así decirlo. Del mismo modo que estudiamos nutrición para llevar una dieta saludable y estudiamos cocina para preparar comidas deliciosas, los taoístas esperaban que la persona estudiara sexualidad para hacer que ésta fuera más sana y placentera.

Armonía sexual y amor para toda una vida

Los taoístas consideraban que la armonía sexual era parte esencial de la satisfacción marital. Evidentemente, ésta fue una de las principales motivaciones que llevaron a desarrollar las artes de alcoba. Los taoístas sabían, como sabe cualquier terapeuta familiar moderno, que si hay problemas en la cama, toda la relación se resiente. En cualquier caso, la armonía sexual no es algo que resulte fácil de alcanzar. Los miembros de la pareja a menudo tienen necesidades muy dispares. Teniendo en cuenta que ni todas las mujeres ni todos los hombres son iguales, los taoístas entendían que la excitación sexual y la respuesta sexual femenina son, normalmente, muy diferentes de las del hombre.

Los taoístas achacaban estas diferencias entre hombre y mujer a sus energías sexuales específicas (que llamaban yangy yin). Explicaremos a las parejas cómo influyen estas energías en nuestra sexualidad y cómo emplear estos conocimientos para satisfacer las necesidades de ambos.

Merece la pena señalar que, aunque la principal preocupación de los taoístas era armonizar la sexualidad masculina y la femenina, las prácticas son igualmente válidas para parejas gays y lesbianas. Para los taoístas, todos tenemos energía masculina (yang) y femenina (yin), y ellos sabían que era esencial para las parejas —sean heterosexuales u homosexuales— armonizar las diferencias existentes entre dos personas cualesquiera. Además, las prácticas para producir placer, sanación, intimidad emocional y unidad espiritual son igualmente importantes e intensas para las parejas de gays y lesbianas.

Una nueva evolución sexual

Aunque muchas de las prácticas taoístas para lograr la satisfacción sexual y la salud física tienen más de dos mil años de antigüedad, siguen siendo tremendamente eficaces. A lo largo de los últimos veinte años, desde que estos antiguos secretos de alcoba han comenzado a ser transmitidos a las parejas modernas, se ha producido una evolución silenciosa pero profunda en los dormitorios y en las relaciones de pareja de todo el mundo. Esperamos que las artes sexuales y la ciencia del sexo que presentamos en este libro te ayuden como han ayudado a los miles de personas que las han practicado.

Antes de que tu pareja y tú podáis explorar las alturas del amor sanador es importante que cada uno cultive su potencial sexual personal. En «Solo: multiplicar y expandir tus orgasmos», expondremos cómo tanto los hombres como las mujeres pueden hacerse multiorgásmicos. A continuación, en el Capítulo 3, explicaremos a las parejas cómo pueden expandir su energía sexual para experimentarla en todo el cuerpo. La capacidad de hacer circular la energía por todo el cuerpo será importante para las prácticas siguientes, que se introducen bajo el título «Dúo: compartir la pasión, la sanación y la intimidad con tu pareja».

Siguiente>> Primera parte: Solo: multiplica y expande tus orgasmos.

VOLVER AL INDICE PRINCIPAL

Sígueme en redes sociales para más contenido sexual:

|Facebook|Twitter|

|Instagram|Youtube|

Lee y escribe confesiones sexuales anónimas: Aquí!

Páginas: 1 2 3 4

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply