Las confesiones de Lincy Acosta

Antes de empezar a escribir pase por un montón de circunstancias vergonzosas, acababa unos meses atrás de terminar con un exnovio, viví con él varios años y aunque él fue una persona bastante dedicada a mi (Me mantenía), el sexo con él era asqueroso, era la misma posición todas las noches; estaba sometida a lo que él quisiera, no había comunicación, sus amigos eran mis amigos y a mis amigos del pasado ya no les veía porque a él le daban celos (Incluso con los gays), cuando intente crear cosas sexualmente diferentes con él, él me tacho de “enferma”, la relación con él se acabó, porque me transmitió una enfermedad sexual, porque estaba cansada de que me maltratara psicológicamente, su problema con las drogas y adicional, dejo embarazada a con otra mujer, mientras estaba conmigo.

Intente buscar ayuda por internet, con doctores, con psicólogos y me di cuenta que todas esas personas en las que intente buscar ayuda, o estaba sumergida en los mismo problemas o ignoraban un montón de cosas al igual que yo. Asistí a la fiesta de cúmplenos de mi mejor amiga (quien por desgracia mía, ahora vive en parís) y me encontré con mi exnovio, esa fiesta fue crucial para definir lo que ahora soy y las razones por las que ahora escribo. Uno de nuestros amigos me llamo aparte y yo con el dolor más absurdo en mi alma me desahogue con él, él aprovecho el momento para coquetearme e insinuarse, hasta que de repente al lugar en donde estábamos, llego mi exnovio, me pidió disculpas por lo que había hecho conmigo y entre lágrimas me deseo un futuro feliz y dijo jamás dejarme de amar, ¡saben!, esas eran las palabras que yo necesitaba para sanar mi corazón y evitar el rencor, ahora le deseo lo mejor para él, su novia y su hijo.

Desde ahí me marcaron principios como: No a la sumisión emocional, buscar la independencia económica (Para evitar cualquier tipo de ofensa a la dignidad y ayudar a el hombre que amas), usar siempre condón (así se esté en una relación estable monógama), sinceridad y comunicación en pareja, metas y objetivos por encima de los deseos de los demás, sexualidad sana e inteligente, conocimiento de prácticas sexuales, descubrimiento del cuerpo (Qué quiero?, Qué me hace feliz?, Qué me gusta?) y el decidir por uno mismo.

Afortunadamente, la enfermedad sexual que él me transmitió no fue grave y de fácil cura, pero en sala de espera de la entidad médica, todas hablaban de los sufrimientos que padecían ante la presencia y cura de sus enfermedades, la mayoría eran casadas y algunas ya tenían hijos. Al hablar con mi ginecóloga me comento de la falta de educación y el tabú que había al respecto, en ese momento estaba en mis primeros semestres de psicología y muy entusiasmada salí de consulta y empecé a hablar con muchas de ellas en busca de brindarles apoyo y encontrar apoyo en ellas; ese mismo día salí a pasear con mi mejor amigo y me dijo: “Ya pensaste que vas a hacer con tu vida?”, pregunta estúpida para cualquier mujer a sus 20 años, pero radical para mí, porque de esa pregunta nace lo que hoy en día leen de mí.

Esa noche empecé un blog en blogger, al que llame Mirror Sex, en el escribía relatos sexuales, cosas que me dedique a experimentar tras varios años de mal sexo con mi exnovio, al hablar de las cosas que hacía con mis amigas, descubrí que ni ellas, quienes decían tener buen sexo, las habían experimentado; mi blog para aquel entonces llegaba a las 60 visitas diarias y mis entradas en ese blog tenían más o menos 1500 lecturas, lo que para mí, era muchísima gente. Mirror Sex, fue bastante criticado, muchos amigos me dejaron de hablar, porque para ellos yo era una perra buscando atención o porque paraa ellos yo era una mujer enferma o simplemente porque les daba pena salir conmigo, sin embargo lo seguí escribiendo, para que muchas mujeres supieran que el sexo no era solo meter y sacar y no experimentar orgasmos.

Al poco tiempo mis padres se enteraron de la existencia del blog, mi madre indignada me golpeo y con lágrimas grito sentirse avergonzada de mí, mi padre no me hablaba y mi hermana sonreía con cada insulto que me daban, extrañamente solo recibí consuelo de mi hermana menor (8 años), quien me dijo: “Tu siempre me has enseñado a defender lo que pienso, defiende lo que tú piensas”; mis padres me prohibieron el uso de celulares, de computadores e incluso salir de casa. Un día me encontré con mi mejor amigo y llorando le comente por todo lo que había pasado, el me cacheteo, me regaño por andar de mártir y me regalo su Ipad, para que la escondiera en casa y pudiera escribir en las noches.

Esta vez no quería que si mis padres lo llegaban a ver, se sintieran avergonzados, así que empecé a escribir artículos sobre todo lo que había empezado aprender y sobre cómo me sentía, en la página web de un amigo, en esa página web, llegue a tener 16.000 lecturas por articulo y me sentía feliz, sentía que a la gente le empezaba a gustar lo que escribía, pero cuando quise dar mis ideas para el diseño de la página, el dueño de la página se enojó afirmando que yo solo repetía lo que a mí me decían y que esa página era de él y no mía.

Empecé a buscar medios virtuales en los cuales yo podría escribir y toque muchas puertas en medios independientes juveniles, sin encontrar ninguna oportunidad; en aquel entonces, mantenía una relación con un chico canadiense por internet, y él fue quien me sugirió crear mi página web y al verme tan triste, me regalo el dominio y el hosting, es gracias a él que nace www.llincyacosta.com, tarde un mes aprendiendo sobre creación de sitios web y estructure el diseño de mi web en html5, afortunadamente para aquel tiempo, mis padres ya me permitían el uso del computador, cree mi fan page en Facebook y es así como empiezo a escribir y difundir mis contenidos, estaba muy feliz porque tenía visitas diarias de casi 30.000 personas en principio y al viralizarse mis artículos en internet, ahora tengo en promedio 3 millones de visitas mensuales, lo que me hace muy feliz.

Gracias a todo lo que he hecho, he tenido la oportunidad de trabajar en televisión, escribir para medios independientes virtuales reconocidos, he tenido la oportunidad de hablar en radio y demostrale a mis papas que lo que hago no está mal, me apasiona y ahora me hace muy feliz la idea de tener mi propio libro y lo orgullosos que mis padres se sienten de mi.

Pero no todo es dicha y felicidad cuando tu escribes sobre sexo, a diario recibo un montón de mensajes ofensivos, personas que asumen que porque escribo de sexo soy una prostituta, personas que ante mis ideas “feminazis” desean mi muerte, quejas de hombres que atribuyen a mi blog la perdida de sus esposas, mujeres conservadoras que atentan contra mi bienestar y armonía espiritual al tacharme de “Mundana”, hombres machistas sobre todo de las costas del país que aseguran que estoy difamando la idea de mujer sumisa (Es el quien tiene derecho a tener sexo con varias mujeres, no ella), insultos de personas que atribuyen a mi escritura la revolución de hombres que desean mujeres de mente abierta, gente que me insulta porque su pareja quiere experimentar cosas “fuera de la razón” e incluso gente que no está de acuerdo con el aborto, pero desearían que yo hubiese sido abortada, insultos de personas que se ofenden cuando les comento su pertenencia a una comunidad polígama, sometida a la monogamia o gente que se ofende porque les digo lo que todo el mundo piensa y nadie se atreve a decir, por el miedo a ser catalogados buenos o malos y lo que es aún peor, iglesias cristianas y católicas que se atreven a menospreciar mi forma de pensar y ver la vida, los derechos de hombres y mujeres asumiendo que no tengo “Temor a Dios”, cuando la misma iglesia se ha encargado de oprimir y manipular lo que en verdad es Dios.

Hasta hace algunos días había decidido dejar de escribir, porque me destruye y me pudre la armonía tanto comentario ignorante y tanto pesimismo de las personas que quisieran ser otros, pero sus malas decisiones ya no los dejan, pero pensé tantas cosas y me di cuenta que odiar lo que somos es el principio del cambio, yo no le pido a nadie que deje de ser lo que es, pero si lo que es, lo hace infeliz, cámbielo.

Tengo 70.000 seguidores en Facebook, que han aprendido mucho de lo que he escrito, hay matrimonios que se han empezado a comunicar, hay mujeres que por fin experimentaron un orgasmo, hay jóvenes que se han empezado a cuidar de mejor forma por lo que les he enseñado, hay mujeres que han dejado de vivir mantenidas y no aportar en casa, porque constantemente les insisto en la importancia de la independencia y la ayuda en casa, hay hombres que han dejado de ser tan egoísta y buscar la satisfacción sexual de su pareja, hay mujeres que han dejado de ser una vaca muerta más, para complacer a sus parejas, hay amas de casa que han orientado sexualmente a sus hijos, por lo que leen de mí y hay un sin número de personas más felices, porque gracias a lo que leen han dejado la inseguridad con sus cuerpos, el odio a sus antiguas parejas y la mentira.

Escribir y recibir sus comentarios, hará de mí una gran profesional y una mujer muy feliz.

Recuerda que si te gustan estos artículos, puedes seguirme en mis redes sociales:

Facebook: http://www.facebook.com/lincyacosta92

Twitter: https://twitter.com/LincyAcosta

Instagram: http://instagram.com/lincyacosta

You Might Also Like