Sexo con entes extraños.

Ilustración realizada por: Dhaniela Romero, ilustradora oficial de www.lincyacosta.com

Son muchos los testimonios de personas que han experimentado episodios nefastos en sus noches, aseguran experimentar violaciones de entes extraños, la mayoría de los relatos con tres aspectos importantes: Sensación de frio, inhibición del movimiento y miedo.

Me causo mucha curiosidad el tema e indague con mis seguidores y una de las historias más impactantes fue la siguiente:

Hola… Desde hace 5 años me persigue un espíritu, comenzó cuando estudiaba, la primera vez que lo sentí estaba en mi cuarto y me despertó cuando jugaba con mis cuadernos y se sentó en mi cama, ese día jamás lo olvidare porque no podía hablar del susto, después accidentalmente le pegue a mi ventana, en el intento por golpear al ente, mi hermana llego y me llevo a su cuarto. Luego, en semana santa estaba acostada y comencé a sentir que alguien estaba encima mío y entre sueños, vi la cara de mi novio, lo raro es que no me podía mover y cuando esa cosa se fue, salí corriendo a contarle a mi mama que algo estaba sobre mi… Luego, comencé a sentir como se metía en mis sueños para tener sueños eróticos y me tocaba el clítoris, es algo extraño, fuera de eso cuando peleaba con mi novio mi mama se metía y decía q volviera con él y ese espíritu la asustaba, se le tiraba encima como para que supiera que estaba ahí… Eres la segunda persona q le cuento esto pues siempre me ha dado pena contar esto y hasta el día de hoy me pasa por lo menos dos veces por semana, es una sensación extraña, se siente distinto como si te toca un hombre, se siente mucho placer como si supiera el punto y la forma exacta… He luchado contra esto, no sabes cuánto: misas de sanación, oraciones bendiciendo la casa y haciéndome baños, en estos momentos tengo una bebe y todavía sigo luchando, esto se volvió costumbre.

Coloquialmente, estos episodios se le han atribuido a entidades demoniacas, para algunos solo mitos y leyendas, uno de los casos más conocidos es el caso de “Bither”:

En el año de 1974 Doris llegaba con claros síntomas de angustia a la Universidad de California para entrevistarse con Barry Taff, doctor y director de la universidad. Bither presentaba moretones y heridas por todo su cuerpo, incluyendo sus partes genitales. Ella decía que un ser invisible la violaba durante las noches. La primera deducción de Taff era que Bither estaba loca. Sin embargo con el paso del tiempo y con la aparición de extrañas marcas en el cuerpo de Bither, Taff empezó a creer lo que la mujer le decía.

Taff y un equipo de investigadores decidieron instalarse en su casa para observar de primera mano las manifestaciones. Durante días tomaron fotos en las que aparecían extraños cuerpos luminosos. No encontraron nada extraño en la casa de Bither, sin embargo, ella sufrió tres embarazos psicológicos.

Al ver que ningún exorcista ni psicólogo podía ayudarla, Taff decidió llevar a Bither a la universidad e instalarla en uno de sus laboratorios lleno de cámaras para poder ver lo que en realidad le sucedía. En una de las noches todos los investigadores miraron como el cuerpo de Bither sufría un ataque sexual del tercer tipo, Bither realizó todo el Kamasutra, ninguna cámara registró la presencia de otra persona mientras Bither estaba en pleno éxtasis sexual.

Después de varios estudios, uno de los psicólogos descubrió que Bither había sufrido ataques sexuales de pequeña, por lo que llegaron a dos conclusiones: Los investigadores incrédulos dedujeron que los ataques sexuales que Bither había tenido en su niñez influían en su estado mental. Los investigadores creyentes mantuvieron su creencia en que un ser de otro mundo sediento de sexo violaba noche tras noche a Bither. Bither decidió mudarse y perdió todo contacto con los investigadores. El caso se hizo famoso al salir un libro titulado “El Ente” escrito por Frank de Felitta donde se describía el caso. Posteriormente el libro fue llevado a la pantalla grande.

[Si usted quiere conocer el caso de Bither con fotos, entre al siguiente link: http://www.demonologia.net/el-caso-de-carla-moran-o-doris-d-la-verdadera-historia-de-el-ente/ ]

Explicaciones demoniacas:

  • Succubus e Incubus: En el Medievo y hasta finales del siglo XVII, encontramos la creencia de que el Diablo puede transformarse en una hermosa doncella (succubus), copular con un hombre y guardar el esperma. Luego convertirse en hombre (incubus) y preñar a una mujer. El tiempo que transcurre necesariamente entre estas dos operaciones explica por qué el esperma del diablo es helado, como se lee en los más importantes tratados de demonología de la época, y como se desprendía acordemente de los testimonios de las brujas.

Explicaciones psicológicas:

  • Parálisis del sueño: La parálisis del sueño (PS) es una condición muscular producida por la atonía que tiene lugar mientras la persona duerme. Se observa mayoritariamente en los momentos en que el individuo está despertándose, quedándose dormido, o comenzando una fase REM del sueño. Según la Clasificación Internacional de Trastornos del Sueño, la parálisis del sueño consiste en un período de inhabilidad para realizar movimientos voluntarios al inicio del sueño (hipnagógica o forma predormital) o al despertarse, ya sea durante la noche o la mañana (hipnopómpica o forma postdormital).

    La parálisis es totalmente normal y se produce cada vez que el individuo duerme. Es el mecanismo natural de defensa del organismo para evitar el “escenificar físicamente los ensueños”, lo cual podría resultar dañino y peligroso para el individuo dormido (sueño REM sin atonía, no sonambulismo que se produce en las fases de sueño profundo). Normalmente no se está consciente en ese estado, pero algunos individuos son susceptibles de sufrir episodios de parálisis estando conscientes. Esto puede ocasionar que el individuo mezcle sensaciones reales del entorno que le rodea con cualquier tipo de alucinación producida por un sueño, como puede ser sentir una sensación de ahogo o dificultad para respirar, con opresión del pecho, palpitaciones y otras sensaciones de origen fisiológico. Esta parálisis, acompañada por temor en la persona que la padece, se conoce como pesadilla, en el sentido clásico de la palabra.

    En este estado, el sujeto se siente incapaz de realizar cualquier movimiento o de hablar, pero está plenamente consciente de su situación y de lo que ocurre en su medio ambiente circundante, ya que puede oír, oler o percibir sensaciones táctiles, incluso ver si tiene los ojos abiertos, o creer completamente que está viendo la habitación en la que se durmió, aun teniendo los ojos cerrados. La parálisis consciente puede tener “toda la fuerza y el impacto de la realidad”, en palabras de Robert Baker, un psicólogo de la Universidad de Kentucky.

Explicaciones Coloquiales:

  • En la cultura afroamericana, las parálisis del sueño aisladas se denominan comúnmente como “cuando el diablo se sube a tu espalda”.

  • En la cultura camboyana, en Laos y Tailandia, la parálisis del sueño se conoce como “pee umm” y “khmout sukkhot”. Se describe el caso como un evento donde la persona está durmiendo y sueña que una (o varias) figura fantasmal está junto a él/ella o que pueden estar cerca. La persona generalmente cree que está despierta, pero no puede moverse o emitir sonidos. Eso no debe confundirse con el “pee khao” y el “khmout jool”, los cuales se refieren específicamente a la posesión por un espíritu.

  • En la cultura hmong, la parálisis del sueño describe una experiencia llamada “limanda tsog” o “demonio de aplastamiento”. A menudo la víctima asegura ser capaz de ver una pequeña figura, no más grande que un niño, sentado sobre su pecho. Lo que es alarmante es que un gran número de hmong Americanos, principalmente hombres, han muerto durante su sueño provocando que los centros para el control de enfermedades crearan el termino “Síndrome de muerte nocturna súbita e inesperada” o SUNDS en su abreviatura inglesa.

  • En la cultura vietnamita, la parálisis del sueño se conoce como “de ma”, que significa “poseído por un fantasma”. Mucha gente en esta cultura cree que un fantasma ha entrado en su cuerpo, causando el estado de paralisis.

  • En la cultura china, la parálisis del sueño se conoce como “gu yā shēn” o gu yā chuáng, que literalmente se traducen como “cuerpo presionado por un fantasma” o “cama presionada por un fantasma.”

  • En la cultura japonesa, la parálisis del sueño se conoce como kanashibari “sujeto o atado con metal”. Este término es utilizado a veces por autores de habla Inglesa para referirse al fenómeno, tanto en estudios académicos como en la literatura de espíritus popular.

  • En la cultura popular húngara a la parálisis del sueño se le llama “lidércnyomás” (“lidérc=presión” y se suele atribuir a una serie de entidades sobrenaturales como, “boszorkány” (brujas), “tündér” (hadas) o “ördögszerető” (demonio lascivo). La palabra “boszorkány” se deriva de la raíz turca “bas-“, que significa “presión”.

  • En Islandia popularmente la parálisis del sueño generalmente se llama tener una “Mara”. Mara es una antigua palabra islandesa para la yegua, pero ha tomado el sentido de una especie de diablo que se sienta en el pecho y que por la noche, tratan de sofocar a la víctima.

  • En Malta, la cultura popular atribuye la parálisis del sueño a un ataque de las “Haddiela” que es la esposa del “Hares”, la entidad maltés en la cultura popular que atormenta al individuo en forma similar a los de un Poltergeist. Se creía en la cultura popular, que para librarse a sí mismo de la Haddiela, se debe colocar una pieza de plata o un cuchillo bajo la almohada antes de dormir.

  • El Pueblo kurdo llama a este fenómeno “mottaka”, y creen que alguien, en la forma de un fantasma o tal vez un mal espíritu, se pone sobre el pecho en medio de la noche y la ahoga. Al parecer, esto sucede normalmente cuando alguien ha hecho algo malo.

  • En Nueva Guinea, las personas se refieren a este fenómeno como “Suk Ninmyo”, sospechan que proviene de los árboles sagrados que utilizan la esencia humana para sostener su vida. Dicen que los árboles se alimentan de esencia humana solo durante la noche para no perturbar la conciencia humana durante el día, pero a veces la gente que ha comido de forma inapropiada despierta por la noche, lo que resulta en la parálisis.

  • En la cultura turca, la parálisis del sueño se denomina a menudo “karabasan” Se cree que se trata de una criatura que ataca a las personas durante su sueño, presionando sobre su pecho para robar su aliento.

  • En México, se cree que la parálisis del sueño es en realidad el espíritu de una persona fallecida que toma a la persona y obstaculiza su movimiento, llamándole a esto con la expresión “se me subió el muerto”.

  • En muchas partes del sur de Estados Unidos, el fenómeno se conoce como un “hag”, y se dice a menudo que el evento es una señal de que se acercar una tragedia o accidente.

  • Entre los yoruba de Nigeria “Ogun Oru” es la explicación tradicional para los disturbios nocturnos; Ogun Oru implica una mala noche con posibles alteraciones, que culturalmente se atribuyen a la infiltración demoníaca del cuerpo y la psique durante el sueño. El Ogun Oru se caracteriza en su ocurrencia por una preponderancia femenina. Se cree que es tratable a través de la oración cristiana o elaborados rituales tradicionales diseñados para exorcizar los elementos demoníacos invasores.

  • En Etiopía se utiliza la palabra Dukak. Dukak se cree que es algún tipo de mal espíritu que posee la gente durante su sueño. Esta experiencia también se cree que está en relación al uso del Khat. La mayoría de los usuarios Khat experiencia parálisis del sueño al dejar de fumarlo después de un largo tiempo de uso.

  • En Irlanda también es conocido como “Hag” La expresión proviene de informes de una anciana que se cree que ha sido vista cerca de la víctima durante la parálisis. Varios estudios han mostrado que los afroamericanos pueden estar predispuestos a la parálisis del sueño aislada también conocida como “la bruja se le está echando encima.” Además, otros estudios han mostrado que los afroamericanos que tienen frecuentes episodios aislados de parálisis del sueño, es decir, la presentación de informes que tengan uno o más episodios de parálisis del sueño al mes acuñado como “trastorno de parálisis del sueño” estaban predispuestos a tener ataques de pánico. Este hallazgo ha sido replicado por otros investigadores independientes.

  • En la cultura pakistaní, se trata de un encuentro con jinas malvados y demonios. También se supone que se debe a la magia negra realizadas por enemigos y envidiosos.

  • En la cultura coreana, la parálisis del sueño se conoce como “ga-ui”, (se pronuncia kah-wee). Se traduce, literalmente, como “tijera”.

  • En Sri Lanka este fenómeno se conoce como “Amuku Sea” o “Amuku Pei” lo que significa un fantasma que intenta forzar a la persona.

¿Usted ha tenido alguna de estas experiencias o tiene algo que decir al respecto? Coméntela en los comentarios al final de este artículo.

Recuerda que si te gustan estos artículos, puedes seguirme en mis redes sociales:

Facebook: http://www.facebook.com/lincyacosta92

Twitter: http://www.twitter.com/LincyAcosta

Instagram: http://www.instagram.com/LincyAcosta

 

You Might Also Like