0 Comments

Me case cuando tenia 21 años  con hombre de 26 porque queria safarme de las garras de mi madre. No se si realmente estaba enamorada o fue el sexo tan prevertido y caliente que me daba mi novio lo que hizo que me casara con el. Los primeros meses fueron color de rosa y luego comensaron los problemas de dinero y todo se convirtios en porfias y discusiones. Lo que ganaba el no daba y yo con los pocos estudios que tenia no conseguia trabajo. Un dia me dijo que tenia un amigo que estaba dispuesto a pagar por mi.  “Tienes buen cuerpo y solo es sexo” me decia. Estaba tan espantada que no se me ocurrio mas que preguntarle si estaria de acuerdo con eso. Pues resulto que se trataba de un amigo que ambos conociamos. “Se que tu le gustas y solo seria con el de ves en cuando. A mi la idea me excitaba secretamente y el no decir un tajante NO era obvion que estaba dispuesta. Siempre supe que yo le gustaba por la manera de mirarme cuando venia a casa y teneia que admitir que yo tambien habia tenido fantasias sexuales pensando en el. Cuando me mostro el fajo de dinero, estaba claro que habia sido vendida y la cita del sabado seria el dia de entrega. Era inmoral ser compartida con otro hombre pero con premiso de mi marrido, pero a mi me chorreaba el coño con la anticipacion de que esta a punto de hacer.  Mil preguntas pasaron por mi cabeza; tendria el pene tan grande? me comeria el coño tan rico como mi marrido?  Entrar en nuestra habitacion con otro hombre y desnudarme delante de el fueron momentos bien incomodos. Pensaba que mientras me comia el coño y jugaba con mis pezones,  me daba verguenza saber que mi marrido esperaba en la sala justo detras de la puerta escuchando mis jemidos de calentura. Recuerdo que me decia lo rica que estaba mientras sostenia mis piernas abrietas sobre mi cabeza y me lo chupaba con un dedo medio metido por el culo. El placer era tanto que le dije que me lo metiera completo. Tan intensos fueron mis orgasmos  que mis jemidos se convirtieron en gritos de placer. Tan puta me converti, que toda la esperma que deposito en mi boca con la mamada que le di, me la trague completa. Pues no hay dos hombres que te lo hagan igual y creo que eso es los mas que me gusto. Yo por verguenza no se lo admiti a mi marrido que me habia gustado. Adopte la postura de que lo habia hecho por dinero. Fue concentido y los sentimientos los llevo por dentro. Pues ahora vivo una doble vida sexual,  no nos falta dinero y su amigo me folla cuatro veces al mes.

Answered question