0 Comments

El semestre pasado en la uni, era el cumpleaños de mi mejor amigo. Me invitaron a tomar un poco para celebrarlo y fui. Estaba el, su mejor amigo, un chico que no conocía y una chica que tampoco conocía. Se llamaba Jessica. La cosa es que entre todos estábamos pasando súper bien hasta que se acabaron las cervezas. Entonces Jessica dijo que ella iba a traer una botella de vodka. Trajo y tomamos con jugo. Luego, como queríamos seguir bebiendo fuimos a un parque a tomar. En el camino norte que mi mejor amigo estaba muy cariñoso conmigo, muy atento, preocupándose porque yo también este pasando bien. Yo me sentía de lujo, la música estaba buena, la gente también y esta tía, Jessica solo seguía invitando más y más botellas cada vez que nos acabábamos una. Note que el tipo que yo no conocia también estaba coqueteandome. Me miraba todo el tiempo, me conversaba bastante y pasaba su mano por mi cintura cada vez que podia.
Saliendo del parque fuimos a la casa de otro chico para seguir la noche. Ahí solo conversamos pero me di cuenta de lo sexy que era mi mejor amigo. Estaba viéndolo con ojos de deseo cuando noté que también me estaba viendo su mejor amigo, Julián. No me importó mucho entonces, así que seguí pensando que pasaría si tomábamos más…

Acabamos en un bar donde Jessica pidio más trago. Me pidió que le acompañara al baño y me confesó que ella quería algo con mi mejor amigo. No le preste mucha atención ese momento.
Nos sentamos a conversar y Julián me empieza a haver preguntas sobre sexo. Que como yo hacía sexo oral, que donde me gusta más que me termine un hombre, en las chichis o en la boca, y cual era mi posición favorita. Su última pregunta fue si me trago el semen de un hombre que me termina en la boca o si lo escupo. Le dije la verdad, que no me molesta tragarlo y una vez que lo trago puedo aprovechar para seguir lamiendo su miembro ya que queda sensible después de terminar.
Luego bailamos. Mi mejor amigo se fue al baño y Jessica detrás de el para ver si conseguía más alcohol. Nos quedamos solos Julián, el chico que no conocía, y yo. Julián y yo nos pusimos a bailar mientras conversamos cuando senti su cara demasiado cerca de la mía. Bailaba riquísimo, se movía muy bien y su mano estaba en mi cintura. Senti su cara contra la mía cuando de repente me beso.
Un beso corto pero intenso, y no se detuvo sino que me besaba todsvua más. En eso suben mi amigo y Jessica y nos vieron, aunque la única que nos interrumpió fue Jessica. Queria preguntarme si ella tenia oportunidad de besarle a mi mejor amigo o no. Le dije que si pero que mejor Julián fuera a averiguar.
Luego volvimos a juntarnos y nos sentamos. Julián y yo en un asiento y Jessica y mi amigo frente a nosotros. El otro chico se fue al ver que no tenía pareja.
Julián empieza con un juego peligroso… les dijo que hagan todo lo que nosotros hiciéramos, y me coge la cara con sus manos y me besa apasionadamente.
Jessica y mi amigo estaban un poco tímidos al principio pero lo hicieron.
Luego Julián me agarra las chichis y me muerde la boca. Mi amigo le hizo lo mismo a Jessica. Nos detuvimos un poco para seguir bebiendo y sin darme cuenta acababa en los labios de Julián una vez más. Me susurró que beso delicioso, que el quería besarme desde que me vio llegar y que quisiera ver que más puede hacer mi lengua…. le dije que esas son cosas que solo puede imaginarse, y que le daría el mejor sexo oral de su vida. Y me dijo “entonces ya tenemos algo en común porque lo mismo quiero hacer contigo, quiero chuparte el coño hasta que te mojes” le pregunté cuando y donde y me dijo que fuéramos a un baño.
Entonces regresamos a ver y Jessica y mi amigo estaban besándose también. Entonfes Jessica dice que podemos ir a su departamento, así que nos terminamos el trago y fuimos… mientras caminábamos Julián me sujetaba de la mano fuertemente y de vez en cuando me halaba hacia el para seguirme besando. Una de esas veces incluso metió su mano bajo mis bragas y sintió que ya estaba bastante mojada.

Finalmente llegamos al departamento que era muy pequeño, así que nos tocó estar los 4 en una misma habitación. Julián y yo en un sillón y mi amigo y Jessica en la cama.
Julián me besaba lentamente pero me desvestia con rapidez. Yo solo quería tener su verga en mi boca y seguirlo besando todavía más. Ya desnudos me recuesta, y me empieza a besar los senos con locura. Cada vez que yo gemía de placer, escuchaba a Jessica también gimiendo. Luego Julián me besa el cuello y sujetó mis chichis mientras su lengua bajaba a mi vagina. Me la chupo como nunca, pasó su lengua al rededor de mi clitoris y luego bajaba hasta casi llegar al ano. Yo le pedí que me metiera sus dedos y senti el placer más rico que había sentido.
Entonces nos detuvimos un rato ya que Jessica encendió las luces para ir al baño. Entonces mi mejor amigo vino desnudo, corriendo al sillón donde estábamos Julián y yo, con su pene enorme, ventoso y grueso bien erecto. Yo ya lo había visto en fotos que me mandaba algunas veces que sexteamos, pero verlo así de frente a mi me dieron ganas de chuparlo. Eso hice y me lo metí a la boca. Julián se quedó sorprendido aunque no podía dejar de vernos. Le chupe su verga suavemente, succione la punta y jugue con sus bolas con mis manos. Mientras hacia eso podía sentir el duro pene de Julián lentamente entrando en mi mojada vagina. Senti como entraba y salía, escuchaba los gemidos de Julián y miraba la cara de éxtasis en mi mejor amigo.
Salio entonces Jessica del baño y nos encontró juntos a los 3. Empezó entonces a besar a mi mejor amigo y se lo llevó a la cama de nuevo. Mientras tanto Julián bajaba con su lengua una vez más a mi coño. Me hablaba sucio, me decía que le encantaba como sabía, que le he dado el mejor oral de su vida, que era demasiado sexy, y luego lo escuche gemir y aumentar el ritmo de su respiración. Le dije que me encantó escucharlo gemir, me parece demasiado sexy y me excita más, y yo le volví a dar sexo oral. Pase mi lengua por sus testículos hasta casi llegar al ano y lo vi retorcerse de placer. Lami también sus muslos, su V, su pene entero en mi boca. Probamos varias posiciones cuando descargó todo su semen caliente en mis pechos. Se recostó mientras yo le lamía su boca y su cuello. Al final me volví a meter su pene en mi boca y lo lami suavemente.
Escuche que mi amigo y Jessica ya se quedaron en silencio, parecía que se quedaron dormidos, mientras que nosotros íbamos por una segunda ronda.

Al final me fui a mi casa a las 4 de la mañana y después de eso solo volví a ver a Julián un par de veces más.
Me escribio para repetirlo este fin de semana así que esperare ese momento con ansias.

Que buen polvo!

Asked question