0 Comments

Se va el tiempo en banalidades, más el disfrute del sexo, hacer el amor o encuentros finalmente esta en otras cosas, parecen insignificantes pero acá les dejo, después de muchos años lo que disfruto (No importa el orden):

Bañarse en Pareja: No lo haga en el baño, puede ser peligros, una caída puede ser terrible, pero si es delicioso el calentamiento, un poco de sexo oral, abrasarse, tocarse, bañarse con una esponja, jabón espumoso, acicalarse, caricias y vivir eso tan intimo que es el baño, muy especial.   un baño largo y después sexo rico.

Afeitarse:  El sudor o el material de la ropa interior, pueden traer olores no agradables en cualquier momento, de hombre no nos preocupamos por la afeitada, parece cursi, pero desde que lo hago ( mi pareja me lo hace) disfruto mucho más y claro ella también del oral.  Parece que es mucho mas largo, mas contemplativo.    Para ella, me encargo de hacerle igual y claro en medio o finalizando la tarea hemos disfrutado de unas faenas deliciosas.       Sabe que en medio de estas actividades, uno alcanza a distinguir lo hermosos que son nuestros miembros o vaginas, la de mi mujer por ejemplo, cuando la puedo ver así en todo su esplendor, me dan ganas de besarla y besarla y besarla, termina siendo delicioso después la tiradita.

Desvestir o Vestir:  No importa si va a haber polvo, es relajante ayudar a desvestir o vestir a la pareja, puede uno ver detalles del órgano más sexual del ser humano como lo es la piel.  Excita, pero se los aseguro relaja.   Dígale con que ropa le gusta verla, en particular la ropa interior, no se que me pasa pero hay unas tanguitas que se pone mi mujer que siento me enloquecen, y claro ella me las muestra o camina por la habitación mostrándose , sabiendo que esta entrando en zona de peligro.

Arrunchis:  Ese calorcito del cuerpo y meter la mano suavemente entre la pijama o la ropa interior, acariciar y sentir la piel como se eriza o sentir como se acomoda para quedar en una mejor posición y que la mano del que acaricia pueda tocar todo, todo, todo y no importa si después no hay penetración u oral, es simplemente delicioso.   Si es por la noche, quedarse dormido ahí dándole vueltas a la cosa, como quien no lo quiere.   Si es mañanero, la despertada suave, sin afanes, rico.

Besos: unos besitos corticos, sin querer llegar con la lengua hasta la garganta del otro, beso andeneado, en los ojos, en la nuca, a mi por me gusta besarle las tetas a mi mujer -en medio de las tetas- morderle suavecito los pezones, la barriga, la espalda y donde empieza el culo, en la alcancía como digo yo. Me encanta esa partecita acolchonada entre la vagina y el ombligo – monte de venus- y la parte superior de sus labios, sin bajar con la lengua hasta el clítoris.      Si esta dormida en la mañana le beso los pies y voy subiendo por la pierna, hasta besarle las nalgas y me quedo con la cara ahí pegada a ellas.

Dormir: Me encanta verla dormir, verle la cara y si esta desarropada, verle morbosamente como se le mete el pantie entre su vagina o el culo. Si ya lleva un rato largo y la puedo despertar, le doy un beso sobre la ropa interior, es delicioso, pruebelo.

Posiciones:  El físico no nos da para probar cosas extremas, igual definitivamente hay cosas que no son para uno.  Hace unos años por estar probando, sentí que se me partía en miembro  y dure con un dolor re culo como un mes.   Ella tampoco se presta para estar probando cosas más si están los hijos cerca, que realmente es un problema.   Mi mujer es gordita, tiene buenas tetas, buen culo, buenas piernas y como me encanta tocarla, hace poco descubrí una posición y es ella acostada sobre mi los dos boca arriba, y la penetro -vaginal- y la puedo acariciar  completamente mientras ella se culea rico.

Hablar durante el sexo: No me gustan los gemidos ya no le encuentro la  gracia -menos mal mi mujer no lo hace y los hijos cerca ni modo- pero si nos reímos, le digo palabras cariñosas como deliciosa, rica , le hablo a la vagina , le doy besos tiernos, ella igual le habla a mi pene, lo besa, lo chupa , lo muerde y rara vez se queja por algo.   Nos reímos, hablamos con dialectos para ponerle picante y gracia a la cosa.   Construimos nuestro lenguaje en clave para disfrutarlo mientras lo hacemos.   Hay días en que es en silencio total, me subo o se sube y es rápido y como si hubiésemos “estornudado” quedamos listos.

Trate de cuidarse , por ejemplo por las noches antes de acostarse, con un paño húmedo limpie tanto el culo como su miembro, el día, el sudor, la ropa, sus fluidos, generan olores molestos, que rompen la comunicación y el deseo.       Cuide su higiene oral, ojala no fume, nada peor que besar una boca mal olorosa o de mal aliento.         Inventese una posición de polvito rico pero rápido que ud sepa y disfrute como un pajazo de esos rapidines.   Bien sea por que no hay tiempo o porque, están por entrar alguno de los hijos a meterse en la cama, algo usual en las familias.

Me gusta cuando ella tiene el periodo y me atiende totalmente con oral, algunas veces me vengo dentro de su boca y se lo traga, pero me parece mas delicioso cuando ella me hace oral y me masturba y se queda mirando como me vengo en su mano.   Y luego de limpiarme me pega una mamadita y quedo listo.          Me gusta comermela cuando tiene el periodo hay unos días antes, después o durante, que se pone mas arrecha y lo disfruto.  Cuando terminamos me levanto de la cama y como estamos en la casa para no manchar las sabanas, la limpio con pañitos húmedos, ademas de que es tierno es un rato muy especial sin duda.   Llevo ya 17 años casado y los últimos 5 es cuando realmente disfruto del sexo de una forma muy especial.

Muy cursi la confesión , pero apúntese a escribir que cosas disfruta de la intimidad, se sorprenderán de las respuestas.

Answered question