0 Comments

Hace unos años atras cuando tuve una separación por unos meses muy fea con mi marido cometí una tontería grande de la que despues me he arrepentido.

La verdad es que estaba muy alterada, resentida y emocionalmente nada estable. Un amigo de mi hijo estaba en mi casa y yo lo habia hecho pasar al cuarto de mi hijo para que lo esperara porque el habia salido con su padre. En medio de mi locura y resentimiento me meti al cuarto de mi hijo a coquetear y seducir al amigo de mi hijo.

El amigo de mi hijo tenia 17 o 18 años y yo tenia 39. Estaba delgada y estaba bastante bien conservada por lo que ya sabia que no iba a ser difícil hacerlo reaccionar al muchacho. Me sentia segura de que me veía como la fantasia sexual de un muchacho de su edad y sentirme de esa manera me hacia sentir bien en medio de todo lo mal que me sentia

Entre a la habitacion con un vestido de casa y descalza y me sente encima de la cama. Empeze a jugar con mis pies encima de su pierna y creo que solamente tomaron 5 minutos para que el muchacho se acercara a darme un beso en la boca. Me sorprendió un poco su precocidad, hasta ese momento yo veía a los amigos de mi hijo todavia como muchachitos y no sabia que iba a reaccionar tan rápido

La verdad es que cuando entre a la habitacion no sabia que tan lejos iba a llevar lo que fuera que sucediera con este muchacho. Creo que no tenia pensado que iba a terminar teniendo sexo con el, en realidad no pense mucho porque no sabia que iba a pasar.

El muchacho casi inmediatamente me empujo encima de la cama para continuar besandome arriba mio. Me metio la mano debajo de mi vestido para manosearme las piernas y el trasero. 

Tengo que admitir tambien que en este punto reaccione como mujer, con todos los problemas que tenia con mi marido hacia mucho tiempo que  no tenia sexo y que un hombre no me tocaba de esa manera. Hasta ese momento yo habia pensando en los amigos de mi hijo como muchachitos pero la verdad en ese momento en medio de los besos y las manos me di cuenta que en ese momento tenia encima mio a un muchacho alto, guapo y fuerte que tenia todas las ganas del mundo de hacerme sentir bien mujer.

Hacia mucho tiempo que no sentia las ganas tan fuertes de un hombre de simplemente querer metérmela y tengo que admitir que en ese momento eso como mujer me éxito y mucho. Casi no pude creer cuando senti al amigo de mi hijo agarrándomelos el calzon por debajo del vestido y bajándomelo por las piernas, peor aun no pude creer el hecho de que yo no lo detuve sabiendo muy bien que si me bajaba el calzón no habia marcha atras, el amigo de mi hijo me la iba a meter.

Creanme que aun es un poco vergonzoso describir lo que sucedió a continuación pero en pocas palabras el amigo de mi hijo se bajo los pantalones, me agarro por las caderas y me penetro. Me penetro bruscamente y la verdad me dolió un poco sentirlo, pero hacia tanto tiempo que no me la metian con esas ganas que la verdad me dolió y me super gusto al mismo tiempo

Empezamos a tener sexo bastante rápido y fuerte. No podia esperarme otra cosas estando con un muchacho como el con todo esa virilidad y energía. Creanme que su miembro no se sentia pequeño para nada, se sentia un hombre hecho y derecho penetrandome y haciendome sentir de todo.

El sexo me gusto y no lo voy a negar, fue un sexo muy diferente al que habia tenido por los últimos años de mi vida y la verdad no se puede negar la gran diferencia de un muchacho que básicamente te la esta metiendo con todas sus ganas. Se siente muy rico y eso no se puede negar

Creo que tuvimos sexo por 15 o 20 minutos, por momentos tuve que desacelerarlo para que no se acabara tan rápido pero no me molesto hacerlo, por el contrario el muchacho en todo momento se porto con ganas de hacer todo lo que yo le pidiera.

No usamos condon y ese fue un error mio porque no me estaba cuidando. Al mismo tiempo con lo caliente que me habia puesto nada me iba a quitar las ganas de sentirlo estallar con todas sus ganas dentro de mi cuerpo. Despues de los 20 minutos le susurre en la oreja “vente, ya vente mi amor, vente”.  Mientas le dije eso lo acaricie con los pies y le menee las caderas para que se viniera rico, lo trate como todo un hombre y yo como una mujer que quería complacerlo, creo que se lo habia ganado.

El estallo como un volcán dentro de mi y yo senti que se vino bastante, por supuesto que eso me super gusto. Caimos muertos encima de la cama y creo que ahi recien me di cuenta de la tremenda locura que acababa de cometer. De un momento a otro di un salto para agarrar la cubrecama que estaba toda mojada de mis jugos y de su semen, me lleve todas las sabanas para mas tarde decirle a mi hijo que habia limpiado su cuarto y cambiado las sabanas.

Le dije al amigo de mi hijo que lo esperara en la sala y que no se atreviera a decir nada, el se veía mas confundido que yo pero felizmente me entendió, me ayudo a llevar las sabanas a mi cuarto y luego se sento en la sala, mi hijo llego como 30 minutos despues.

Creanme que tan pronto me quede sola en mi cuarto el mundo se me vino abajo. Que estupidez acababa de hacer! No podia ni mirarme al espejo pensando en lo que acababa de hacer. Creo que esa noche no dormí pensando de que de alguna forma alguien se podia enterar.

Al dia siguiente sin que mi hijo se diera cuenta busque el numero de su amigo en su celular y yo misma lo llame. Le dije como 50 veces que no podia contarle nunca a nadie lo que habia pasado. Felizmente el muchacho era razonable e inteligente porque entendió los problemas que podia provocar y me juro que nunca se lo diria a nadie. Eso me tranquilizo un poco, le dije que yo estaba pasando por un momento critico de mi matrimonio y que lo que paso fue un error pero que nunca podia volver a suceder porque podría destruir mi familia. Felizmente y gracias a Dios el muchacho fue razonable y no se porto mal conmigo.

Para acabarles la historia tengo que decir que mi esposo y yo volvimos a juntarnos luego de un mes mas, pero ya no funciono, luego de otros meses mas terminamos divorciándonos completamente. Aun en mis momentos de rabia y frustración nunca le dije nada a mi marido de lo que habia sucedido ni siquiera para herirlo, no por el sino porque algo asi tambien podría no solo herir sino traumar a mi hijo. Aveces todavia lo veo al amigo de mi hijo en mi casa, ya esta un poco mas grandecito y aveces nos miramos y nos sonreímos sin que mi hijo se de cuenta, pero no, no creo que vuelva a cometer una locura asi.

Answered question