0 Comments

El 29 de enero fue mi cumple, al cual invité a algunos amigos de mi colegio, entre ellos, uno con que el tengo onda. Esa noche mi hermano hizo parrillada y comimos y bebimos. A las 3 de la mañana, ya pasados de copas, “mi amigo” me dijo si lo acompañaba a fumar al patio, a lo que accedí, cuando nos sentamos me dijo que le encantaba verme en short (ya que tengo el culo bastante grande), me dijo que quería algo conmigo, y ya no podía aguantar las ganas, entonces me besó. Empezamos a tocarnos las piernas hasta que llegue a su pene, y lo toque por encima del pantalón, yo ya sabía que lo traía grande porque había visto fotos.
Después de tocarnos y besarnos un rato, entramos a la casa y fuimos directo a la cocina, y entre piropos e insinuaciones, me tocó el culo, y yo se lo apoyaba, para sentir su pene que ya estaba bien duro.
Me arrodille y comencé a mamarselo sin parar, y escuchaba su respiración rápida..
Luego me levanté y seguí besandolo, hasta que se dio y me penetro con tanta fuerza que me encantó, yo no podía más de placer y el estaba sudando de lo calientes que estábamos.
Seguimos dándole sin parar hasta que me dijo que estaba por acabar, a lo que respondí que yo estaba por venirme, que me diera más fuerte.
Continuamos basándonos, hasta que nos venimos los dos juntos. Después me dio el oral más rico de mi vida y yo a él, nos acomodamos rápido y salimos para que nadie sospechara.
Fue algo inexplicable, ahora cada vez que nos vemos, repetimos a escondidas y no me caben dudas de que en el colegio también se va a dar.
Lo bueno es que ambos nos quitamos las ganas

Asked question