0 Comments

Desde que empeze a trabajar mi jefe empezo a piropearme y hacerme insinuaciones. El era casado al igual que yo asi que lo tome simplemente como un juego aunque en un par de ocasiones que estábamos solos en su oficina si me parecio que se me acerco con intenciones de besarme en la boca

Mi esposo y yo empezamos a tener problemas económicos sobre todo porque me parecía que mi esposo era aveces muy gastador lo cual provocaba que llegáramos a fin de mes aveces pidiendo prestado.

Empece a resentir a mi esposo y de tanto pelear aveces ya ni teníamos sexo. Mi jefe me seguía piropeando, invitándome a salir hasta que una tarde de tanto que me insistio, junto con el hecho de que vivía resentida con mi esposo, junto con el hecho de que probablemente no tenia sexo en 3 meses decidi aceptar tomarme un trago con mi jefe despues del trabajo.

Me imagino que esta misma situacion se debe de presentar cientos de veces por todas partes. Luego de tomarme dos tragos con mi jefe y contarle un poco los problemas que tenia con mi esposo, mi jefe continuo insinuandose mas, seduciéndome mas, y acercándose mas hasta que de pronto me dio un tremendo beso en la boca

Juro que aunque me senti un poco mal por estar besándome con otro hombre al mismo tiempo estaba tan harta con todo lo que estaba pasando que simplemente correspondi el beso de mi jefe y lo deje que me metiera la lengua. No solo fue eso, sino que despues de unos segundos de besarnos senti la mano de mi jefe sobre mi pierna y senti que empezo a acariciame los muslos por debajo de la falda.

Nunca antes le habia sido infiel a mi esposo en mi vida, inclusive siempre juzgue severamente a las mujeres que eran infieles en su matrimonio, sin embargo luego de besarme apasionadamente con mi jefe por unos minutos, de permitirle que me agarrara las piernas, el culo y que casi me metiera la lengua por entre las tetas, acepte cuando el me dijo que quería llevarme a un hotel cerca del bar donde estábamos.

No voy a pretender hacerme la inocente en todo lo que paso a continuación. Cuando llegamos al hotel yo estaba muy consiente de que este hombre me iba a hacer de todo en la cama, y de que yo íba completamente a faltarle todo el respeto a mi esposo. En ese momento trataba de no pensar demasiado y dejarme llevar por mis instintos. Estaba exitada no lo niego, estaba exitada y con la adrenalina a mil por estar a punto de serle infiel a mi marido por primera vez en mi vida.

Pues que les puedo decir… apenas entramos a la habitación del hotel, mi jefe me empujo contra la cama, me metio la cabeza entre las piernas y senti que me metio la lengua hasta por el culo! Luego de eso fue mi turno, le arranque el pantalón, me meti su verga por toda la boca y le chupe hasta las bolas!

No voy a negar algo, el sexo que tuvimos esa tarde fue fuerte, extremadamente apasionado, hasta por momentos salvaje pero sobre todo muy pero muy bueno! Dicen que el sexo cuando se es infiel es bueno porque una se atreve a hacer cosas que ni siquiera hace con su marido y déjenme decirles que eso es sumamente cierto.

Tuvimos sexo por cerca de una hora y creo que el se vino como 3 o 4 veces. Al final termine tirada desnuda sobre la cama, con moretones en las piernas, en las caderas, con semen de el sobre varias partes del cuerpo, sintiéndome un poco menos que abusada sexualmente por este hombre… pero sobre todo con una sonrisa de satisfacción en el rostro que no se me iba a quitar por nada del mundo! El estaba parado al lado de la cama, con una sonrisa de macho orgulloso como que me acababa de destrozar… y para ser sincera creo que tenia todo el derecho de sentirse asi, la verdad es que si, me acababa de destrozar en la cama!

No voy a negar que me porte completamente mal, me porte como una cualquiera y merecería que mi esposo me deje completamente por lo que hize, pero si me preguntan si lo volvería a hacer…. estoy casi segura que diria que si! El sexo que tuve esa tarde con mi jefe en la habitacion de aquel hotel fue uno de esos sexos que me voy a acordar toda la vida!

Al dia siguiente no fui a trabajar, y dos dias despues renuncie a mi trabajo. Por que renuncie se preguntaran ustedes? bueno porque yo sabia que si me quedaba en ese trabajo tarde o temprano era inevitable que iba a meterme a la cama nuevamente con mi jefe. Si eso pasaba ya entonces dejaría de ser una “aventura” de una sola vez y se volvería en una relacion paralela a mi matrimonio que sin ninguna duda iba a terminar con el divorcio. Basicamente decidi entre el placer y mi matrimonio, quedarme con mi matrimonio.

Los problemas económicos en casa continuaron, pero creo que ambos hemos aprendido un poco a sobrellevar la situacion. Cada vez que me acuerdo lo que fui capaz de hacer por estar resentida con mi esposo por la cuestión del dinero, cierro los ojos, me sonrío y luego de unos segundos decido tenerle un poco mas de paciencia a mi esposo. Aveces el me pregunta de que me sonrío, por supuesto de que jamas en la vida se lo voy a decir!

Answered question